Twitterfacebook English

Crimen de Barbados: Una acción abominable

El 6 de octubre de 1976  debido a un ataque terrorista es destruida en pleno vuelo la aeronave CU-455 de Cubana de Aviación, la cual se dirigía desde la isla de Barbados a la de Jamaica con destino en la capital cubana de La Habana.

Las 73 personas a bordo de la aeronave resultaron muertas en uno de los más brutales actos de terrorismo ejecutados por personas al servicio de la CIA en contra de la Revolución Cubana. En el luctuoso hecho se utilizaron dos bombas, descritas como dinamita o explosivo C-4.

El crimen fue orquestado en Caracas, Venezuela, por los terroristas de origen cubano Luis Posada Carriles y Orlando Bosch Ávilaquienes les pagan a los venezolanos Hernán Ricardo y Freddy Lugo para realizar la colocación de las bombas dentro del avión.

Estos personajes fueron detenidos y procesados por las autoridades venezolanas, las que sentenciaron a los autores materiales a 20 años de prisión, mientras que Orlando Bosch fue detenido inicialmente,pero tras presuntos defectos técnicos quedó absuelto. Por su parte, Posada Carriles estuvo detenido durante ocho años mientras aguardaba una sentencia definitiva, pero logró huir con el apoyo de los guardias de la prisión.

Desde el primer momento el gobierno de Estados Unidos pone obstáculos para que el hecho se condene en el Consejo de Seguridad de la ONU ya que ellos habían colaborado con el hecho y el propio Posada Carriles era un agente de la CIA.

Aunque Cuba no tenía en el momento del hecho pruebas concretas para acusar al gobierno estadounidense de manera oficial se demostró la participación de este en unos documentos de la propia CIA que se desclasificaron en 2005, donde se indica que esa agencia estadounidense “tenía inteligencia concreta de avanzada, desde junio de 1976, sobre planes de grupos terroristas cubanos exiliados, de atacar con una bomba un avión de línea de Cubana.

Por su parte, el propio Carriles negó haber estado personalmente involucrado en el atentado, pero no obstante proveería varios detalles del mismo en su libro de 1994 Los caminos del guerrero.


Terrorismo, iguales o similares autores

El comienzo de una nueva etapa de luto, de una era en la que no se contiene la lucha por la justicia, fue macada para los cubanos aquel 6 de octubre de 1976 cuando un acto terrorista acabó con la vida de 73 personas a bordo de un avión. Entre ellas 11 guyaneses que viajaban a Cuba a formarse como médicos, cinco ciudadanos de la República Popular Democrática de Corea, 24 tripulantes del equipo juvenil de esgrima, que acababan de participar en los centroamericanos y los resto los tripulantes de la aeronave.

Aquel 6 de octubre las condiciones del tiempo eran normales. En Guyana se despidieron sin novedad. El Cu 455 aterrizó con 27 minutos de retrazo en Trinidad y Tobago. Después de tomar las adecuadas medidas de seguridad la aeronave salió rumbo a Barbados, solo que el equipo utilizado por las autoridades aduaneras no estaba preparado para detectar sustancias explosivas.

Ocho minutos transcurrieron después del despegue cuando se comenzó a escuchar en la torre de control,… “Cuidado”, era el grito del capitán, más tarde se escuchaba a través de la radio otras órdenes del copiloto y se autorizaba a aterrizar. Una segunda explosión había tenido lugar en la parte trasera de los baños, entonces una bola de fuego descendía por las costas de Barbados y caía al mar.

Nuestros esgrimistas ganadores de Medallas en los Juegos Centroamericanos, jóvenes encaminando su porvenir, personas inocentes, perdían lo más importante…la vida. Imposible narrar el sufrimiento de los hijos de este pueblo ante tanta impotencia. Prácticamente todos los días madres, padres, familiares y cubanos en general marchaba frente a la oficina de intereses de Estados Unidos en la Capital, para exigir justicia.

Este octubre suma ya 33 años del suceso y aún actos terroristas protagonizados por iguales o similares autores, cobran vidas humanas en disímiles partes del mundo. Más que siempre recordar una frase que por aquellos días del año 1976, involucró el sentir de los revolucionarios de este archipiélago. La voz de nuestro Comandante en Jefe se alzaba entre ira y humanos sentimientos para plasmar en la historia… “cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla”.

El tiempo pasa, pero el dolor no se olvida. Millones de cubanos no pierden la esperanza de encontrar justicia, sobre todo entre los terroristas que allá en el norte gozan de plena libertad, mientras sus víctimas ya no disfrutan del sol.

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

May 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 

 

Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Multimedias Especiales

artemisa rev mult che mult

Especiales de Radio Artemisa

artemisa prov sub jose marti sub mausoleo cubo sub


  cinco subbandera inglesa sub seg-salud

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel