Twitterfacebook English

Entre la misión y el resguardo

Responder ante el llamado de la patria para  preservar la vida humana es deber de los profesionales de la ciencia. En este archipiélago bañado por los mares del Caribe, ser médico internacionalista es un gran honor y un deber.

Los que cuentan con ese privilegio, no reparan en el peligro, la distancia, las horas de diferencia entre un país y otro. Solo dan el paso al frente ante cualquier contingencia. Saben que su sagrado deber es con la especie humana.

En casa, quedan los seres queridos. Padres, hijos, esposos y esposas. Todos orgullosos de la misión a realizar y convencidos del regreso triunfal de un verdadero ejército.

En Cuba hay muchos médicos internacionalistas. Hoy se ponen a prueba ante el enfrentamiento a la COVID 19. Ellos salvan vidas en el mundo. En sus mentes el compromiso con la patria y el recuerdo de la última reunión familiar, el beso de la niña al regresar de la escuela o el círculo y el buenos días de la vecina, después de la coladita de café. Todo queda atrás. Un compromiso mayor se impone. La vida humana está en juego y hay que luchar por salvarla.

Mientras las autoridades de cada municipio y provincia, velan por los cuidados y necesidades de la familia. Así es Cuba. Así somos los cubanos de este y otros tiempos. “La retaguardia está segura y garantizada”. Así dijo el presidente del Comité de Defensa de la Revolución en la cuadra de Jorgito, enfermero ariguanabense que pertenece a la brigada Henry Reeve y que cuenta con más de diez misiones al exterior en contingencia especiales.

Jorgito sabe de piernas rotas, partos de urgencia, cirugías inesperadas, epidemias, huracanes y terremotos de gran intensidad. Muchos son los avatares que la vida le enseñó desde que se hizo enfermero intensivista. Haití,  República Dominicana, Puerto Rico, Venezuela.

Estos sitios de la geografía mundial, saben del amor y la entrega de Jorgito. Saben de su apego a la profesión de enfermero y lo que sufre cuando no puede salvar una vida. Al partir a tierras hermanas, Jorgito marcha convencido de saber que en casa, sus padres mayores de sesenta años, reciben todo el apoyo de las organizaciones políticas y de masas del territorio.

Ahí está la retaguardia.  Esa es Cuba Socialista e independiente. La Cuba que enamoró a Ernesto Che Guevara. La de Carlos Juan Finlay y Mario Muñoz Monroy. La de Fidel y Raúl. Cuba solidaria e internacionalista.  Un hombre, una misión médica, un deber, salvar vidas entre la misión y el resguardo.

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

July 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas