Twitterfacebook English

La Habana llora a Eusebio

Cuba llora, La Habana llora. Hoy las sábanas que ondean en los balcones no serán blancas. Hoy los adoquines sonarán diferentes porque el eco de la tristeza se adueñó de La Habana. Hoy la Plaza de Armas, el Callejón de las planchadoras, el Palacio del Segundo Cabo y tantos sitios marcados por su impronta lloran.

Eusebio Leal se nos fue. Quiso la muerte envidiosa adueñarse del cuerpo del más leal defensor de nuestra historia. Pero su espíritu vuela y se multiplica en ese olor a mar que inunda la ciudad, en ese Casco Histórico donde el tiempo se detuvo para recrear aquella mítica Habana.

¡Cuánto te debemos Eusebio! Contigo aprendimos  la verdadera connotación de la palabra patrimonio. Contigo aprendimos que los edificios nos cuentan su historia. Contigo aprendimos que la ciudad tiene vida propia.

Eusebio, el más leal de los cubanos, nuestro Eterno Historiador ya no está. Ya su voz no nos enamorará el alma con aquel repicar altisonante que nos hizo sentir que La Habana vive y que precisa del esfuerzo de sus hijos para que sea eterna.

Hoy las palomas alzaron el vuelo. ¿Acaso pretendieron acompañarte en tu último viaje? Hoy como epitafio te decimos que estamos dispuestos a seguir tu obra. Dispuestos a amar ese mar, ese muro, esa ceiba, esa Habana real y maravillosa porque es el más digno homenaje a tu impronta.

!Que vuelen las palomas! ¡Qué ondeen las banderas! ¡Qué repiquen las campanas de la Catedral! ¡Qué suene más fuerte el cañonazo de las nueve!  Eusebio se nos fue, ya no está físicamente pero sigue latiendo porque la Habana vibra al compás del alma de su eterno historiador.

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas