Twitterfacebook English

El peligro de la cercanía

Distanciamiento Social

Hace unos meses, antes de marzo de 2020 en Cuba era seguro viajar a cualquier sitio.

Con la excepción de algunos inoportunos que subían ebrios a un medio de transporte masivo o algún fumador que  provocaba e disgusto de los pasajeros, cuando uno salía hacia un lugar sabía que llegaría sin dificultades a su destino porque, más o menos cómodas, nuestras guaguas contaban con la seguridad de choferes de experiencias y condiciones mínimas para el traslado de personal, certificadas por el organismo competente.

El Sars_Cov_2 llegó a cambiar esta realidad de manera radical con el peligro de la exposición y el contagio de la Covid 19 y desde su aparición, ha sido el virus quien ha dictado los derroteros del transporte intra e intermunicipal  e incluso entre las provincias.

La apertura de las comunicaciones por carretera a partir del cambio de fase en Artemisa vino con ciertas normas y protocolos a seguir que son de obligatorio cumplimiento y responden a la necesidad de proteger a la ciudadanía.

Una de estas medidas implica el traslado de las salidas de los ómnibus  hacia asentamientos locales fuera del andén provincial para, de esta forma evitar las aglomeraciones en este espacio. Las salidas desde Acopio, el despalillo y el paso de Nivel en la ciudad capital son eficaces pero se realizan sin la supervisión de los funcionarios de la terminal y requieren por ello de un extra en la disciplina de los que abordan los ómnibus.

Es claro que las personas intentan llegar a sus casas o centros de trabajo, pero también es preocupante que se relajen en el trayecto porque, si es cierto que los choferes responden por el uso del nasobuco al abordar, ya dentro de la guagua se hace más complejo el control y hay quienes piensan que no importa porque “son  solo unas paradas”. Mientras, el coronavirus solo precisa un resquicio de inconsciencia, un momento con la guardia baja, un ápice de irresponsabilidad de nuestra parte para entrar a nuestro cuerpo y complicarnos a nosotros, nuestros familiares, nuestros amigos, vecinos y todo el que se relaciones con la huella epidemiológica que dejamos a nuestro paso.  

Se trata de una dicotomía entre llegar temprano o viajar seguro. Entre hacer la fuerza para uno más en el vehículo o aguardar el siguiente. Entre caminar tres paradas o esperar esa relativa comodidad que compromete nuestra salud.

Los horarios de las guaguas en Artemisa no tienen variaciones según las autoridades de la Unidad Empresaria de Base Pasaje. El único cambio es el de la capacidad de pasajeros de pie y esperemos que ese se esté cumpliendo.

Por el bien de todos. Toca aplicar el refrán de que es mejor perder un minuto en la vida que la vida en un minuto. Aplicarlo en días en los que se escucha cada vez menos el quédate en casa,  cada vez observamos una mayor cantidad de población en las calles, mercados, tiendas y  paradas.

Los puntos de embarque pudieran embarcarnos en el sentido popular de la frase.

La única manera de que esto no suceda es no bajar la guardia ante la pandemia. Es aplicar el hipoclorito, exigirlo y hacer lo mismo con el nasobuco. Ya se ha dicho muchas veces que los seres humanos somos la mejor vacuna contra la Covid 19 y suministrarla  requiere distancia, no cercanía.

Estoy convencido de que cumpliendo con lo indicado por las autoridades de salud, con las indicaciones de la dirección de transporte, con las advertencias del Consejo de Defensa Provincial tendremos una transportación segura sea desde y hacia donde sea.


En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

October 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel