Twitterfacebook English

Telenovela: Ni tan a la ligera ni tan a la tremenda

El rostro de los días

Artemisa, Cuba.- Aunque en la vida  hay que tener los pies bien puestos sobre la  tierra no es imposible soñar y añadir a la vida un poco de fantasía. Creo que es lícito  andar por ahí con algo de emoción porque si no sería muy aburrido, pero me va a tocar en este comentario darle la razón a quienes aseguran que el cubano cuando no llega, se pasa.

Y hablo de las reacciones que ha despertado en la población de la isla la novela cubana “El rostro de los días”, a punto de finalizar,  y en especial el personaje de René, que encarna el actor Roberto Espinosa Sebazco, el controversial Machi.

Es natural que la violación de una menor provoque rechazo, pero no hay que exagerar. Rechazo contra el personaje, odio a René y repulsión a lo que hizo. No al actor que debe admirarse por el desempeño en su papel, por la interpretación que realizó del libreto.

Lamentablemente se hizo viral la noticia de que a Espinosa Sebazco le han hecho bulling, lo han ofendido con palabras muy fuertes en la calle, le lanzaron agua desde un balcón o le impidieron el acceso a un local porque “aquí no se permiten violadores”. En vez de recibir halagos por un buen trabajo recibe críticas como si en la vida real él fuera lo que en la novela representa.

Por eso digo que hay que saber diferenciar la realidad de la ficción. No se puede caer en la  ignorancia, ni dejarnos llevar por esa fabulación que es el entretenimiento.

De la telenovela podemos sacar lecciones, aprender patrones de conducta, pero no es la vida real. Algunos dicen que el hogar materno parece un hotel de lujo.

Yo me pregunto si todos los brasileños tienen las hermosas mansiones que aparecen en las telenovelas de la cadena O Globo, si todos los millonarios tienen un gran corazón y se casan sin prejuicio con la empleada pobre y si todos los negocios en ese país son prósperos y no caen por la borda en la competencia desleal con los monopolios y trasnacionales.

La televisión tiene funciones y cada día se acerca un poco más a lo que necesitamos, aunque le queda mucho trecho por andar. Pero es la preparación del televidente, su cultura, su capacidad de  interpretar los códigos de la pantalla lo que le ayuda a separar bueno y malo, real y ficticio. Existen números telefónicos para criticar, sugerir y también para reconocer una buena propuesta. Pero es el respetable público quien debe hacer su juicio de valor.

A la larga usted es en la vida real donde usted podrá evaluar si la rutina de ejercicios realmente funciona para bajar de peso, si el funcionario de Etecsa tiene ese buen trato fuera de cámaras o si el parque Lenin es en verdad una buena opción. Lo otro es que hay que entretenerse y todo no se puede poner bajo una lupa, aunque soy defensor de los guiones  que aportan.

En fin, que René es malo, pero el actor es bueno. No exageremos con nuestras reacciones. Aplaudamos la organicidad y la caracterización de este joven actor y  sobre todo cuidemos a nuestras hijas e hijos. La calle no está llena de violadores pero tampoco de dulceros que regalen su mercancía ni de tocadiscos que todavía funcionen. ¿O quizás sí?


En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

October 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel