Eso lo paga Liborio.

Eso lo paga Liborio.

Artemisa, Cuba.- Eso lo paga Liborio, es una frase muy utilizada en la sociedad cubana durante varias épocas. La referencia al personaje que representaba al pueblo y era una especie de guajiro cínico, creado por el caricaturista español Víctor Patricio Landaluze, fue utilizada para criticar los manejos de la neocolonia y el servilismo de los gobiernos títeres a los Estados Unidos.

No sé en qué momento este personaje se fue separando en el imaginario popular del concepto de nosotros, pero lo cierto es que Liborio dejó de incluirnos por el paternalismo de un Estado que carga hasta hoy mediante gratuidades y subsidios el peso de la ineficiencia.

Está muy claro que esta situación no puede sostenerse.

No se puede desangrar más al país con fórmulas fantasmagóricas basadas en una riqueza que no existe, en reservas inmovilizadas y en un sistema de costos de lectura imposible.

Claro que hay que mantener lo conseguido en materia social. Eso es irrenunciable y no existe en Cuba la más mínima posibilidad de sacrificar a los ciudadanos. Pero es vital que nuestro modelo y nuestro mecanismo económico se ajusten en la misma frecuencia.

El ordenamiento monetario y cambiario implica que nos demos cuenta de la necesidad de nuestro aporte sin culpar al Estado por cada escollo en el camino. Es importante la autonomía en el sistema empresarial. Es fundamental resolver el asunto de los ingresos   con una reforma salarial pero sobre todo las medidas tienen que ir a una comprensión diferente de la manera en la que los cubanos participamos en el desarrollo de nuestra economía.

No son tiempos de discursos sino de agarrar el rábano por las hojas. No son tiempos de hacernos los de la vista gorda. Es imprescindible encadenar a los sectores estatal y no estatal, eliminar lo que no es rentable, medir la eficiencia de modo diferente y realizar una lectura real de la participación de todos los actores del entramado empresarial.

 A la Empresa Estatal Socialista debemos mirarla sin apología. Tiene que ser eficiente porque ha demostrado que puede serlo.

Hoy Liborio cambia de posición en el imaginario colectivo. Abre los brazos para recibirnos a todos y cada uno de los ciudadanos y que así nos sintamos responsables también de nuestra realidad. La revolución cubana llegó a la mayoría de edad y recibir no puede ser sino el resultado natural de lo que se entrega.

Eso lo paga Liborio significa que eso lo pagamos todos. Lo pagamos los cubanos de a pie para los que no habrá desempleo involuntario pero tiene que haber rendimiento en el trabajo. La idea de la Cuba de hoy debe ir más allá de un reordenamiento monetario y cambiario.

 Requiere de una comprensión  real de que además del bloqueo, los principales responsables de nuestro futuro somos nosotros. O Liborio, que es en definitiva la misma cosa.

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel