Twitterfacebook English

Ruinas del ingenio Taoro: Un monumento de todos

Artemisa posee muchas reliquias arquitectónicas, entre las que sobresalen las ruinas del ingenio Taoro, ubicadas en Bauta: el sitio atesora una interesante historia, vinculada al desarrollo económico y agroindustrial de la época, al apogeo de la oligarquía criolla del siglo XIX y al comercio de esclavos.

La antigua estructura, en las cercanías de la comunidad de Cangrejeras, en la carretera que comunica a Punta Brava con  Santa Fe, fue declarada Monumento Local el 31 de diciembre de 1981. Pero el paso del tiempo, las múltiples transformaciones, el vandalismo y la desatención, se empeñan en burlar su trascendencia, y aceleran el deterioro del inmueble.

Historia por descubrir

El ingenio se construyó en la segunda mitad de la década de 1850, en áreas del cafetal Las Delicias. Su primer dueño fue el francés y capitán de la Armada Inglesa Pedro Claudio Duquesne, cuyo hijo lo vendió a Francisco García, quien dio nombre al lugar en 1860. A partir de esa fecha el sitio tuvo varios propietarios. En 1978 pasó definitivamente a la Dirección de Cultura de Bauta.  
 
La instalación tiene elementos distintivos como la casa principal, los barracones de esclavos —dispuestos en una planta rectangular cerrada—, un pequeño aljibe y la torre campanario. Quien haya visitado las ruinas del cafetal Angerona (en la capital de la provincia), apreciará cierto parecido, sobre todo por la estructura del barracón.

Taoro no es solo testimonio viviente de la producción azucarera esclavista: el 7 de enero de 1876 fue víctima de un incendio provocado por mambises que operaban en la zona,  cuyas acciones guardaban relación con la campaña de invasión dirigida por Máximo Gómez y Antonio Maceo.

Razones del SOS

Historia y cultura, identidad y tradiciones convergen en este bello sitio afectado por el saqueo, diversas  transformaciones, falta de acciones para impedir estas violaciones… y la inacción ante las amenazas del tiempo y las plantas parásitas. Si es Monumento Local desde 1981, ¿por qué no se le ha prestado la atención adecuada?

Quien recorra las ruinas encontrará serios problemas en la cubierta de la casa y la carpintería, ofrendas religiosas y jagüeyes que ocupan las paredes de los barracones. El día de nuestra visita hallamos un basurero, la torre campanario rodeada de malezas y un caballo pastando en sus áreas.

De acuerdo con Vivian Morales, administradora del monumento, en sus tres años de labor no se ha realizado ninguna acción de conservación, y la indisciplina social parece indetenible. “No existe cerca perimetral ni tarja que lo identifique como Monumento Local”.

La imagen que irradian las ruinas es de abandono. ¿Cómo protegerlo si los custodios carecen de agua, electricidad y  un baño decente? ¿Cómo lidiar con los vecinos que lo utilizan como terreno de fútbol?
Bárbara Cabrera y Dora Fernández, directora de Cultura y jefa de la Unidad de Aseguramiento de Educación, Cultura y Deportes en Bauta, respectivamente, precisaron que se elaboró un proyecto para su reparación capital, el cual prevén presentar para su aprobación en abril de 2016.

Será un gran paso que ha de contar con el apoyo de todos los involucrados en propiciar su ejecución. Mientras, urge identificar la instalación según su categoría, delimitarla aunque sea con alambre, mejorar las condiciones de trabajo de los custodios, y convencer a los vecinos e involucrarlos en su conservación, pues el monumento necesita el cuidado de todos.

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

August 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas