Twitterfacebook English

Yarisley: La reina de los cielos

Yarisley: La reina de los cielos

La reina de los cielos es de Cuba. De Pinar del Río, que vibró con su salto de oro en los Juegos Panamericanos de Lima Perú. Se llama Yarisley Silva y es la nueva titular del continente en el salto con garrocha.

Es morena, pequeña de estatura, pero gigante de alma y espíritu. Tiene el ángel de la victoria tatuado en el pecho y la sonrisa como estandarte. Se sabe reina del cielo en Lima.

Algunos todavía se preguntan. ¿Cómo puede vencer con tanta facilidad las alturas, si es pequeña, de robustas piernas y cintura del mejor estilo criollo? Carrera de impulso y vuelo en el aire con la garrocha como su única aliada.

Ese implemento que sabe de sus sueños y añoranzas, de sus caídas psicológicas por no poder vencer la altura. Sabe también de su hidalguía. Sabe de su entereza, de la convicción de victoria que nunca le abandona en busca de la gloria.

Acarició las nubes con su (4.75). Hizo crispar los nervios de miles de sus seguidores, mientras en batalla campal y deportiva, dejaba por detrás a la norteamericana, quien no pudo con la altura de Yarisley y solo superó el (4.70). Todos los garrochistas

querían el oro. Solo una podía colgarlo en su pecho. Esa fue la muchacha de Pinar del Rio. Tuvo dos intentos fallidos sobre (4.35).
Parecía desfallecer. Parecía que se quedaba sin medallas.

Yarisley puso entonces ritmo y música a su último salto, para acariciar el cielo como dueña de las nubes. Concentración.
Seguridad. Movimientos de la carrera de impulso y el brinco con la garrocha.

Entonces lo dio todo en un solo salto. Después emuló con el grupo musical cubano “Los 4” y dejo claro: “El oro es mío, repártanse la plata y el bronce.”

La reina de los cielos quiere más. Le falta una medalla. La mejor de todas. Le falta el oro olímpico, ese que añora con la misma fuerza que lo persigue. ¿Será Tokio el escenario elegido para lograrlo? Ni ella misma lo puede afirmar.

Por hoy está feliz. Brillan sus pupilas y palpita el corazón. Mientras ondea orgullosa la enseña patria.

¡Yarisley cumplió! Logró el oro que de ella se esperaba. Aún resta camino rumbo a Tokio. Allí habrá otra batalla. Allí se volverán a ver las caras las mejores del planeta. Todas con un solo fin, el oro olímpico.

Ese que le falta a Yarisley, a pesar de ser ahora la reina de los cielos en Lima.

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

September 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 

 

Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas