Twitterfacebook English

Flores Betancourt, de picapedrero a héroe.

Artemisa, Cuba.- Con solo dieciséis años, Flores Betancourt se fue con su padre a trabajar a las Canteras  lo lleves para San José a trabajar en esas canteras de San José de las Lajas. No había llegado ni al tercer grado de primaria y tuvo que aprender el oficio de su padre, que era picapedrero.

Había nacido en una finca cercana a Artemisa, en mayo de 1929. Era muy callado aunque no dejaba de ser alegre y llevarse bien con todos. Fue un excelente hijo. Practicaba la pelota siempre que tenía oportunidad y no le gustaba la bebida. Pasaba mucho tiempo junto a su primo Antonio Betancourt.

Los padres de Flores se mudan a Caimito y el trabajo se traslada para la cantera Santa Teresa, de esa localidad. Ya para ese entonces se había casado con Caridad Acosta, una mujer que celaba al joven por sus continuas escapadas, ignorante de que Flores Betancourt estaba conspirando para derrocar al tirano. Participaba e entrenamientos y prácticas de tiro en la zona de Capellanías

El día 22 de julio de 1953, Flores Betancourt  le dijo a su madre que ya no quería trabajar más en las canteras y buscaría empleo en la capital. A su esposa le comentó que iría a visitar a una tía en San José de las Lajas. El 24 salió hacia la Habana para partir al Oriente Cubano. Flores iba entre los artemiseños que asaltaron el Moncada.

Llegaron a la granjita Villa Blanca, en la carretera hacia la playa de Siboney en la medianoche del día veinticinco. Flores fue asignado  a penetrar en el campamento por la posta tres, bajo el mando de Fidel Castro. Iría en el primer auto de la caravana y tendrían la responsabilidad de neutralizar a los guardias de la posta y permitir el paso a los demás.

Aunque la misión del grupo de Flores se cumplió con éxito, el resto del plan se vio comprometido al perder el factor sorpresa.  Solo Pepe Suárez, Ramiro Valdés y Jesús Montané pudieron salir del campamento. Los otros cinco combatientes cayeron en la acción. Entre ellos Flores Betancourt. Tenía 24 años.

En el Mausoleo a los Mártires de Artemisa descansan los restos de aquellos muchachos que según Fidel, no están ni olvidados ni muertos, viven hoy más que nunca en la Revolución que ayudaron a construir.  Dos meses  después de su caída en los sucesos del Moncada, a Flores Betancourt le nació una hija. No pudo conocerla. Su padre entregó la vida para que Sonia tuviese un futuro digno.

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 


Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas