Twitterfacebook English

Día internacional del agua(+Audio)

Artemisa, Cuba.- En el principio las aguas fueron objeto de culto. Los españoles iban a ellas en busca del oro que los taínos lanzaron, para  ahuyentar la mala suerte de días sin paz. Mucho tiempo ha pasado y hoy no es oro lo que lanzamos a las márgenes de nuestros ríos. No es con lanzas puntiagudas en busca de peces con lo que herimos la superficie cristalina dulce o salada. El daño a veces llega a ser irreparable.

Nadie puede vivir sin agua. Puede faltarnos el fluido eléctrico, pero el líquido vital  hace sentir su ausencia de formas que duelen por todos los sentidos. Sin embargo, interrumpimos su ciclo natural. La envenenamos  con el desecho de nuestra existencia. Ponemos sobre el agua un velo de putrefacción, mientras ella nos ofrece su otra mejilla y soporta la hipocresía de nuestra mano que se extiende en caricias.

¿Por qué salvar el río? Era mejor no haberlo maltratado antes. ¿Por qué limpiar las playas? Sincero habría sido limitarnos de arrojar nuestra insania sobre su espuma. Diseñados para el disfrute y no para la protección. Para el consumo y no para el gesto sensible, cada día es menor la cantidad de agua potable. Afuera no nos importa. Hacia adentro reducimos el diámetro de la tubería para que el chorro sea más grande, aunque la presión del líquido borboteante no nos destupa los canales del alma.

El agua está en todas partes. Ligada a nuestra vida en multitud de lazos y corriendo libre hacia un futuro que algunos ya presumen sin ella. Por eso la urgencia de manos que se apuren a cerrar esa llave que desperdicia la esperanza. Por eso la conciencia de no afectar el manto que corre bajo nuestro existir y que sostiene el cada día más frágil mundo humano.

 Vale la pena mojarnos con ella el corazón. Saciar definitivamente la sed del egoísmo y volver los ojos hacia la madre tierra que nos dona el efluvio de esa dulce bebida. Pensar en que podría ser finita, en que podría acabarse para siempre con sus peces y criaturas diversas.

Con su fuerza de generar arranques. Con esa propiedad de estar en todo y en todo darnos lo mejor de sí. El agua podría desaparecer y dejarnos incapaces siquiera de una lágrima. Secos de angustia  por no haber hecho suficiente.

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 


Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas