Twitterfacebook English

Se marcha “Risita”, queda su legado

Se marcha “Risita”, queda su legado

Artemisa, Cuba: El luto embarga a los ariguanabenses. La muerte se llevó consigo a uno de los mejores activistas del deporte. Después de luchar por la vida quedó sin aliento Orlando Pérez García, “Risita”. Gentil, entusiasta, perseverante. Así era este hombre de mediana estatura y gigante de alma. Nada lo detenía. Nada le resultaba imposible.

Graduado del curso Sistema Tradicionales chinos Jian Shen Gi Gong (Baduanjin Lanovado) para la preservación y prevención de la salud, el protagonista de esta crónica, impartía clases y cursos de Taichí, en la Casa de los Abuelos, el parque del Humor o la escuela primaria Julio Pérez.  Muchos le agradecen el bienestar de la mente y el cuerpo. Todos lo lloran porque deja un gran vacío. La escuela Wushu “El Sol naciente”, pierde a su mejor profesor.

Modestia, sensibilidad, amor a la vida y deseos de superación, lo hicieron participe de reconocimientos por su noble labor.  No existía artículo, estudio o texto dedicado a la salud humana que no pasara por sus manos. “Risita” sabia de los beneficios del plátano, la lechuga, la miel, la canela y otros alimentos para la salud. Los llevaba a la práctica y exigía a sus alumnos el diario ejercicio para evitar dolores y excesos de grasas en el organismo.

Para muchos era un simple aficionado. Para mí, el hombre incansable. El amigo de la jarana, la mano apretada para confiar y apoyar a sus coterráneos. Todo lo veía alcanzable. No sabía de límites porque se ahogaba en la propia pasión de sus ejercicios y técnicas chinas. No le importaba la limitación física que poesía, la llevaba con orgullo.

Era la mejor prueba de  fe en la victoria. Orlando Pérez García, “Risita”, era  hemipléjico, debido a un accidente cerebro vascular que sufrió en el año 2003. Así, con su andar suave y seguro, recorría las calles de San Antonio de los Baños, para el encuentro con los alumnos. Muchas veces lo vi rumbo al parque de la iglesia o el estadio. Iba vestido de blanco para una exhibición de Taichí.

Iba orgulloso porque le hicieron un trabajo periodístico en la Escuela de Cine o en Radio Ariguanabo. Eso lo hacía feliz y al trasmitirlo, regalaba su sana vanidad.

Ahora la muerte le venció. Se marcha “Risita”, queda su legado. Queda el aliento de vivir que nunca apartó de su existencia. La muerte le jugó una mala pasada. Sin embargo, su risa alegre siempre estará en el recuerdo de quienes le conocimos y tendrá brillo eterno en su rostro.

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

December 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 


Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas