Twitterfacebook English

Volver a ser niño

4 de abril y quiero volver a ser niño.

Despertó la mañana con un aire diferente. Es 4 de abril y quiero volver a ser niño. Los pequeños del barrio incitan al recuerdo y asumo el reto. Es ahora cuando la memoria me invita a escribir.

Volver a ser niño en tiempos de Coronavirus, desde la casa y en familia. Detengo el tiempo y sonrío junto a los amigos de la infancia. Esos que hoy se reúnen en casa y rememoran los festivales de disfraces, los campeonatos de cuatro esquinas o los pitenes al flojo, cuando soñábamos ser como Luis Giraldo Casanova o Pedro Medina.

Volver a ser niño es ahora un reto posible. Recuerdo cuando papá y mamá se inventaban una excursión al Parque Lenin o la playa, en los domingos de julio y agosto. Pasaron los años. Es otro el tempo. La pequeña de mi vecina vestida de Pilar con aro, balde y paleta o a Juanito, disfrazado del héroe de su historia favorita, me acompaña en el tiempo. Antes pintaba mis bigotes como José Martí o Antonio Maceo, para ir al desfile del 28 de enero. También jugaba a las bolas, la quimbumbia y el ajedrez. Ahora ustedes no pueden hacerlo. Al menos por esta vez.

En tiempos de unidad, me quedo en casa. Reúno a los niños del barrio y con sus experiencias, deposito las mías para cantarle al amor. Todos me escuchan. Brillan sus pupilas cuando le hablo del viaje al Museo de la Revolución, del encuentro con Javier Sotomayor en la carrera popular por el 4 de abril o sencillamente, cuando simulo la narración deportiva de Héctor Rodríguez en la carrera de Alberto Juantorena en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976.

Volver a ser niño me recuerda aquel 4 de abril en que cambie la pañoleta azul por la roja. También cuando ganamos el campeonato pioneril de béisbol con la escuela y yo era el receptor titular. Así ayudamos a mamá y papá  para volver a ser niños.

Tiempos de amor y desenfado. Ahora es igual. Los pequeños de mi barrio festejan  a su manera este 4 de abril. Lo hacen alegres y dicharacheros. Crean sus propios juegos en la maquina computadora o se convierten en héroes como Elpidio Valdés, Batman o el Zorro.

Siento alegría de saber que fui un niño feliz, en mi Cuba de los años setenta.  Los niños y jóvenes de hoy son protagonistas de su tiempo. Así lo fuimos los de mi generación. No como en el resto del mundo, con trabajos forzados para ganar unos pesos. ¡Gracias, Revolución! Este es un 4 de abril diferente. Es tiempo de echar a volar sus sueños y quedarse en casa. Háganlo, pero sin perder la sonrisa que alimenta, anima y aplaude.  

 

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

May 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas