Twitterfacebook English

Comandante Magdalena Peñarredonda, la Delegada, Periodista

Amaneció muy triste el pueblo de Artemisa aquel 7 de septiembre. En horas de la mañana el cortejo fúnebre avanzó por la calle República rumbo el cementerio local. Una multitud acompañó el féretro y dio el último adiós a la más excelsacombatiente del Ejército Libertador durante la Guerra del 95 en el occidente cubano. Corría el año 1937 y Magdalena Peñarredonda Dolley se despedía de su pueblo.

Nació en Quiebra Hacha, Mariel 22 de Julio de 1846, pero radicó en Artemisa durante muchos años, siendo sus padres el Capitán español Hilario Peñarredonda y Aleida Doley, de origen francés. Siendo aún una adolescente comienza a escribir artículos que publica en el diario “El Criollo”.

Se destacó por uno de sus trabajos, donde ella enjuicia severamente al Gobierno Español por el asesinato de su hermano, que luchaba por la libertad de Cuba y por ello fue desterrada para Ciudad de New York, en los EE. UU.  Fue en esta ciudad que conoció a José Martí, quien la nombró como Delegada del Partido Revolucionario Cubano en la provincia de Pinar del Río.

En Marzo de 1896 se le asignan tareas de correo y enlace, encargada de mantener la comunicación entre los revolucionarios de nuestra localidad y las tropas insurrectas, para lo cual, tuvo que burlar en varias ocasiones la Trocha española tendida desde el Mariel hasta Majana, aparentando ser una ingenua jovencita que visitaba a su familia en la Habana.

Esta valiente mambisa, llegó a tal grado de perfección de la tarea a ella encomendada que en ocasiones el propio General español, jefe de la línea militar, la recibió en su cuartel general, sin sospechar que se trataba de una hábil combatiente mambisa.

Su labor a favor de los patriotas y de la causa libertadora es reconocida por el General Antonio Maceo, quien en una de sus cartas le dice: “No ignoro lo mucho que usted trabaja y ha hecho por nuestra causa, pero por lo mismo que son valiosísimos sus servicios, no me cansaré de repetir que no desmaye y siga ayudándonos”.
Es de destacar su participación en el crecimiento de la Red Mambisa, que fue nutriéndose con valientes patriotas, debido a su abnegado trabajo. Fue delatada por un traidor y hecha prisionera, siendo conducida a la Casa de Recogidas”, donde, como consecuencia a su rebeldía fue en varias ocasiones conducida a “la bartolina” y de donde es liberada en abril de 1898.

Después de la derrota de España en Cuba, Magdalena fue ascendida al grado de Comandante del Ejército Libertador. Una de las dos mujeres que alcanzaron tan alto rango.

Ya enferma y profundamente decepcionada por la situación real reinante en Cuba, la cual distaba mucho de los ideales y de la línea recta independentista que ella siempre defendió, regresó a su provincia natal y murió el 6 de Septiembre de 1937 a los 91 años de edad, en la casa ubicada en Calle Yara número 46 en Artemisa.

El periódico “Reforma” del 15 de Septiembre de 1937, reseña la noticia de la siguiente forma: “Con su muerte es silenciada una de las voces más indoblegables en la palabra y se deja de empuñar uno de los brazos más fuertes, en la casi desconocida guerra secreta, llevada a cabo por los combatientes clandestinos contra el colonialismo español en la Guerra del 95”.

A los 17 años de su muerte, el 20 de Julio de 1954 y en recordación a esta valiente luchadora, se erigió en el Parque Libertad, de Artemisa, un busto fundido en los talleres de Ceiba del Agua, hecho por iniciativa del Consejo de Alcaldes de Pinar del Río.

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

October 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas