Twitterfacebook English

Cuando el optimismo se nombra Arletis

Arletis Rivera Vidal

Conocer a Arletis Rivera Vidal, fue una casualidad bendecida por la naturaleza. San Antonio de los Baños, era la sede del acto provincial por el Día de la Mujer Rural. Ella estaba allí. Callada y tímida.

Entre las mujeres de su cooperativa. Sin robar protagonismo, porque el suyo, está latente en el surco y bajo los rayos del sol. Sencilla como pétalos de rosas bañadas por el roció mañanero, sonroja el rostro cuando escucha su nombre entre las destacadas.

Tiene a su cargo la presidencia de la Cooperativa de Créditos y Servicios Jesús Menéndez, en San Antonio de los Baños. Se sabe una mujer autentica, natural, de surco y machete. De guataca y botas enlodadas por lo abrupto del camino.

Nació en Santiago de Cuba. Aplatanarse en Bauta, y luego en San Antonio de los Baños, le hace sentir que Artemisa es su segunda cuna. A los cinco años llegó a La Habana. Es una mujer empoderada. A los 45 años, es madre y se siente independiente, liberal, responsable de sus actos, frente al trabajo, la sociedad  y el compromiso con la patria.

Mientras cantan los gallos en el camino y anuncian el despertar de la mañana, Arletis disfruta del aroma a café. Bebe el sorbo acostumbrado y se va al campo. Siembra, guataquea, cuida los plátanos, riega los canteros y atiende la producción de leche para las bodegas.

Eso es Arletis Rivera Vidal. Una mujer sin miedo. De sombrero de yarey, camisa de mangas largas, cinto apretado y pantalón ceñido al cuerpo. No pierde la ternura, tampoco la belleza que guarda en una sonrisa junto al brillo de las pupilas.
 
Algo tímida frente a los micrófonos de la grabadora y los periodistas. Sin embargo, regala orgullosa las palabras, típicas de una guajira natural. Su piel, curtida por el sol, no esconde el tiempo y las horas dedicadas a las labores agrícolas.

Le pido el secreto para mantener la sencillez y belleza a pesar del rudo trabajo en el surco y solo sonríe. Optimismo y perseverancia parecen ser las claves de esta mujer. En su cooperativa se sembraron hasta la fecha 30 hectáreas de frijol. Además cultivan col, zanahoria, boniato y yuca. Productos todos que ayudan a la comida familiar.

Arletis no olvida que la producción de leche es para la cooperativa muy importante. Sabe que el preciado líquido es vital en la alimentación de los infantes. Por eso no descuida ese renglón.

Tampoco los 61 mil litros comprometidos con la industria no faltan. Asimismo los 90 mil once de comercio, llegan sin falta a las bodegas del Ariguanabo. Compromiso y fe en el triunfo, laten en el corazón de Arletis Rivera Vidal.

Ella es de campo, no lo niega. Por el contrario, lo disfruta. También adora los quehaceres hogareños sin descuidar la belleza personal.

Ya lo dijo el apóstol José Martí “Sin sonrisa de mujer no hay gloria completa de hombre”. Lo sabe Arletis, por eso sonríe y ratifica su optimismo en la victoria, siempre y cuando esta tenga aroma de mujer.

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas