Twitterfacebook English

Voluntario, como lo dijo el Che

Ernesto Guevara en trabajo voluntario

Artemisa, Cuba.- Decía mi abuelo que el trabajo formó al hombre y añadía en tono de burla que ya el hombre estaba formado y por tanto no era necesario doblar tanto el lomo. Una contradicción para un hombre que se pasó toda su vida intentando ser útil y al que las enfermedades ensombrecieron más por el sentimiento de no poder hacer que por lo que representaban para su salud.

Cierto es que el trabajo tiene un carácter formador. También nos enseñó la economía política que crea valor y en el proceso productivo ese valor se incorpora a las mercancías. Pero en este caso quiero referirme a otro trabajo, uno que adquiere connotaciones especiales en la construcción del socialismo y del que celebramos hoy el aniversario 61. Me refiero al trabajo voluntario.

Enorme claridad la delComandante Ernesto Guevara  al convocar al trabajo voluntario en la aspiración de contribuir a la formación el hombre nuevo que necesitaba la entonces naciente revolución cubana. Entendía el Guerrillero Heroico la necesidad de un cambio en la base técnico material, en las relaciones Sociales de Producción y en la conciencia para que el hombre nuevo surgiera como una consecuencia del cambio.

Del capitalismo los cubanos habíamos aprendido que el trabajo era un medio de explotación. La idea del Che, conocedor del marxismo,  era que se viera en el socialismo como un medio de vida y en el comunismo, meta y propósito superior, como una necesidad vital.

La concepción de aportar, de trabajar sin recibir a cambio una compensación, de entender como premio la satisfacción de hacer por la colectividad representó un enorme avance en la sociedad cubana de la época y el trabajo voluntario fue un aporte teórico materializado  en una acción concreta y transformadora.

A la luz de los nuevos tiempos ya no se habla de trabajo voluntario. La palabra parece tener espinas y se maquilla con el sobrenombre de  productivo. Pareciera que el principio de voluntariedad dejó de formar parte de esta modalidad de apoyo y no nos damos cuenta de que, en el terreno de los conceptos, de las ideas, de la conformación de nuestra filosofía de vida el carácter de ese trabajo no es arbitrario.

El Che lo propuso con toda intención porque con él estaba desarrollando conciencia. Se gestaba en los cubanos un sentimiento diferente  y una responsabilidad colectiva.

Hoy el llamado a trabajar, a producir y a aportar cada cual según sus capacidades  es bandera de  los cambios en el modelo económico. Se precisa la eficiencia en nuestros puestos de trabajo porque no es posible alcanzar el desarrollo de otra forma. Las armas melladas que heredamos del capitalismo, y a las que el Héroe de Santa Clara se refirió en su momento, deben usarse con prudencia y sin miedo. La sociedad cubana está preparada para madurar económicamente sin dependencias que ralentizan su despegue. Muchas fórmulas pueden utilizarse sin renunciar a las conquistas en materia social ni caer en apologías que lastran el deseo superior de bienestar y concordia, en una vida digna y próspera para todos.

Son muchos los actores, estatales y privados, que confluyen en este escenario. Solo es preciso que la mercancía no nos nuble la visión, que los árboles no nos impidan ver el bosque, que no perdamos la esencia de aquel trabajo voluntario que hoy cumple 61años y continúa teniendo esa vigencia en la formación de una conciencia ciudadana. Al menos para quienes mantenemos el propósito de ser como el Che. 

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas