Hace falta una carga

Primera carga al machete: El 26 de octubre de 1868

Un artemiseño de los más grandes que ha dado esta tierra habló de la carga para matar bribones el poeta Rubén Martínez Villena. El simbolismo que encierra esa frase va más allá del acto de agresión que implica. Una carga representa el apego a los momentos iniciales de nuestra lucha por la independencia. Una carga simboliza el culto a aquel pasado que nos trajo hasta hoy.

Fue el 26 de octubre de 1868 cuando el Generalísimo Máximo Gómez Báez convirtió la carga en una acción de lucha. Fue aquella vez cuando los machetes dejaron de ser los instrumentos de trabajo que representaban la explotación de africanos arrancados de su tierra para llenar los bolsillos de hacendados y colonos. El filo de los collines en aquella primera carga se perpetuó en la i de los criollos e hizo huir despavoridas a las tropas iberas.

No es casual que la epopeya del caudillo mambí tuviera lugar en Pino de Baire, cerca del Bayamo mítico incendiado por las llamas de la libertad y también por las fiebres de cubanía  en los acordes del himno de Perucho. No eran muchas las armas, y los machetes disponibles se hundieron en la carne enemiga para decir que los cubanos estábamos hechos de un material que no admitía el oprobio.

La primera carga se volvió otras muchas. Cargas que dejaron a un lado el arma blanca y empuñaron el fusil en batallas posteriores. Armas que luego se artillaron y encontraron la academia para aprender la lucha con todas sus maniobras, tácticas y estrategias. Armas que también se extendieron solidarias para que la opresión tampoco le llevara la asfixia a los hermanos de otros pueblos.

A tantos años de aquel grito de Gómez, una mambisada de nuevo tipo sigue haciendo temblar los campos de Cuba. Cada cual con su machete en mano transmutado en pizarra, en maquinaria, estetoscopio y tubo de ensayo. Solo que el filo es ahora más cuidado y el brillo de la herramienta ciega a quienes lo miran de frente de tanta luz que emite.

Los cubanos continuamos escuchando el clarín en su llamado de a degüello. El mismo espíritu convoca a no entregar las armas. La intransigencia revolucionaria de nuestras huestes crece en la convicción de rebeldía que abonaron también Maceo, Martí, Mella, José Antonio, Frank, Fidel, Guevara y un Raúl que hoy comanda la caballería, siempre lista para amparar  la dignidad.

Hace falta una carga porque aún hay bribones que no entienden nuestra decisión de caminar por nuestros pasos y hacerlo hasta la victoria definitiva.  
 

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas