Twitterfacebook English

Cuidemos el medio ambiente

Cuidemos el medio ambiente

¿Se ha fijado usted cómo a los cubanos se nos reduce más cada día el espacio físico para vivir? No hablo de que el mar gana terreno por el cambio climático.

Tampoco de que las familias crecen a mayor velocidad que las viviendas y hay que compartir con la suegra, o la parentela. Me refiero a que mientras más pasa el tiempo más sitio dejamos de disfrutar para cederle espacio a la basura.

Desecho sobre desecho nos hemos olvidado de la higiene colectiva y dañamos el medio ambiente, la casa de todos. Vemos a personas que dañan los ecosistemas. Que fundan vertederos y lo más triste de estas prácticas es la manera en la que se instalan en nuestra mente como algo normal y no les salimos al paso, a no ser que nos perjudiquen directamente. Y digo directamente porque de forma indirecta afectar el ornato público y el medio ambiente nos afecta quizás más. Nadie piense lo contrario.

El fenómeno es muy sencillo. Alguien llega y lanza una lata. Otro se aparece con   una caja y así se comienza a establecer oficialmente un basurero. Cuando ya la montaña está consolidada el próximo paso es acusar a comunales de que no lo recoge y quejarnos de lo sucia que está la ciudad. No se tiene en cuenta si el desecho se dejó caer en el lindero de una casa, cerca de una escuela o en medio de un camino. Es muy difícil llegar hasta un contenedor, que son insuficientes, digámoslo también. Pero esa no es una justificación seria.

Lo mismo sucede con la tala indiscriminada, con los cazadores  sin control dañando especies, con los incendiarios provocando fuego en sus incursiones al campo o al bosque. Pero el mayor daño se realiza en los asentamientos urbanos. Lo hacen las entidades estatales y particulares que entregan la pizza o el dulce con un papelito y no tienen la cajita o el depósito para que uno lo coloque.  Y aunque lo tengan. He visto a niños, jóvenes y ancianos arrojar una lata en el bulevar a solo cinco metros de un cesto solo por no pararse.  La mayoría de las personas a las que me he acercado dicen lo mismo. Si se comportan así en la calle es porque lo hacen también en la casa.

Antes los inspectores o la policía se ocupaban del tema. Se preocupaban por la cultura medioambiental. No creo que debería ser solo un problema de los órganos de control. La larga la casa grande nos pertenece a todos y todos deberíamos cuidarlo. Tengo la impresión de que se habla mucho del Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático en lo general pero en lo individual falta mucho por avanzar hacia un terreno imprescindible de conquistar: El corazón de los ciudadanos.

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

August 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
29 30 31 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 

 

Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel