Twitterfacebook English

Fidel siempre nos alienta desde su legado.

Fidel siempre nos alienta desde su legado.

No cabe duda que el pensamiento del líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz se fortalece cada día más en Cuba y fuera de la nación.

El joven nacido en el seno de una familia adinerada, entre los años 1953 y 1958, encabezó el movimiento dirigido contra todo el sistema opresivo que existía en Cuba y quiso la suerte que la tendencia rebelde de esa época tuvo su máxima expresión en “La historia me absolverá”.

Ésa es, justamente,  la frase final y título del alegato de su autodefensa ante el juicio iniciado en su contra el 16 de octubre de 1953 por los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo respectivamente, sucedidos el 26 de julio de ese mismo año.

Su pensamiento trasciende por la grandeza de su obra, pues ante el proceso judicial, Fidel, licenciado en Derecho Civil, decidió asumir su propia defensa.

Y es que la vocación continental de la "Historia me Absolverá", como bien aseguróel reconocido intelectual revolucionario Juan Marinello, es la que ha hecho sentir a las masas latinoamericanas la cercanía del mensaje cubano y antimperialista de todos tiempos.

Al Caguairán como bien se le calificará al líder de nuestra obra, brinda un gran caudal de enseñanzas, tanto para el individuo como para las luchas políticas y sociales.

Nos aporta siempre mucho conocer mejor sus creaciones y sus ideas, las razones que lo condujeron a sus victorias, cómo enfrentó el hombre de verde olivo las dificultades y los reveses, su capacidad de identificar lo esencial de cada situación y los problemas principales, plantear bien la estrategia y la táctica, tomar decisiones y actuar con determinación y firmeza.

Si repetimos esas virtudes, será mucho más grande e imperecedero su hermoso legado.

El asalto al Moncada tomó por sorpresa al país. La audacia, la valentía y el sacrificio de los participantes le valieron la admiración popular.  
Por ello Fidel lanzó La historia me absolverá, manifiesto deslumbrante que contenía hasta medidas de gobierno.

La segunda lección que nos aportó fue el hecho mismo del Moncada, rebelión contra las oligarquías y contra los dogmas revolucionarios, como lo definió el Che Guevara; el motor pequeño que debería poner en movimiento al motor grande.

Y está claro que la tercera lección de Fidel fue asumir la etapa de prisión como el lugar de la firmeza inquebrantable, y proponerle al país una gran revolución, de ahí que su legado y vigencia de su pensamiento se multiplican en cada generación de cubanos dignos de estos tiempos donde no nos rendiremos jamás ante quien nos odia y desprecia, el imperio norteamericano.




En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

September 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 

 

Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel