Twitterfacebook English

Respeto entre vecinos

La contaminación sonora altera las condiciones normales del ambiente en un determinado lugar. ¿Quién no sabe que  permanecer en sitios donde hay exceso de sonoridad, provoca efectos negativos para la salud humana? El ruido trae daños fisiológicos y psicológicos para un individuo o grupo de personas.

La salud auditiva, física y mental se encuentran en riesgos si no se controla de forma adecuada. Por eso, es preciso evitar la excesiva exposición a la contaminación sónica. Pero… ¿qué ocurre cuando no depende de nosotros mismos huir del ruido y nos persigue sin poder escapar?

Todos los fines de semana; Pepe, vecino de Julia, busca como opción para recrearse, poner música alta que superen los niveles de ruido tolerado. Él vive en un vecindario común donde también habitan niños, mujeres embarazadas y ancianos a quienes les molesta tal bullicio. Una y otra vez, Julia se queja por la indisciplina social pero Pepe no hace caso, no mira a su alrededor y lo peor, no se da cuenta del daño que provoca. Sólo quiere sentirse bien consigo mismo y escuchar de forma estrepitosa una mezcla de géneros musicales que aún no se definir. Y la historia no termina así… A veces Pepe aparece en una parada, en el ómnibus o en cualquier espacio público con uno de esos modernos equipos portátiles y por supuesto, sin dejar de escuchar la música estridente.

En cualquier lugar tropezamos con un Pepe que no entiende los daños de la contaminación sonora. Entre ellos, la disminución importante de la capacidad auditiva. Además, el ruido produce dificultades para conciliar el sueño y despierta a quienes están dormidos; causa alteraciones en la conducta e impide la concentración de determinada actividad. Provoca efectos nocivos a la memoria y repercute de forma negativa, por ejemplo, en el aprendizaje y la salud de los niños.

No debemos olvidar que vivimos en sociedad y el respeto es importante pues muchas indisciplinas sociales se cometen en cuanto a este tema. ¿Qué hacer para escapar de la contaminación sonora? ¿Dónde acudir en caso de ser víctima del exceso de sonido? Son interrogantes de la población. Sin embargo, es preciso conocer que existen leyes que respaldan las normas para mantener una higiene ambiental sonora. Acatarlas con obediencia y aplicarlas de manera correcta ante cualquier denuncia; es tarea de todos.

Eliminar las fuentes molestas que producen el ruido es una medida que debemos adoptar, desde el punto de vista colectivo e individual. Es posible que Pepe un día entienda, que el respeto entre vecinos consolida la unidad del barrio.

Nota al pie: De interés para ti
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay límites aceptables para el ruido: 65 decibeles por el día y 55 en la noche. La capacidad auditiva empieza a deteriorarse a partir de los 75 decibeles y si se superan los 85 puede originarse la denominada sordera sensorineural progresiva.

La Ley 81/97 de Medio Ambiente, dictada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), en su precepto 147, señala: "Queda prohibido emitir, verter o descargar sustancias, disponer desechos, producir sonidos, ruidos, olores, vibraciones y otros factores físicos que afecten o puedan afectar la salud humana o dañar la calidad de vida de la población".

El Decreto Ley 200/99 para Contravenciones en Materia de Medio Ambiente, en su artículo 11 expresa que se consideran contravenciones los ruidos, vibraciones y otros factores físicos, y se impondrán las multas que para cada caso se establezcan; así, infringir las normas relativas a los niveles permisibles de sonido y ruidos, conlleva una multa de 200 pesos para las personas naturales y de 2 250 pesos para las jurídicas.

La Ley 81/97 del CITMA establece que es esta entidad la facultada para realizar inspecciones e imponer medidas correctivas de adecuación a las disposiciones ambientales, fijar el plazo para cumplirlas y poner en conocimiento de la Fiscalía General de la República las acciones u omisiones que puedan constituir delito.

El Decreto Ley 141/1988 regula las contravenciones del orden interior y precisa en su Artículo 1 que: "contraviene el orden público quien perturbe la tranquilidad de los vecinos, especialmente en horas de la noche, mediante el uso abusivo de aparatos electrónicos, o con otros ruidos molestos e innecesarios; celebre fiestas en su domicilio después de la una de la madrugada turbando la tranquilidad de los vecinos sin permiso de las autoridades competentes".

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 


Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel