Twitterfacebook English

La solución de la cola.

Hace unos días conversaba con un amigo sobre el asunto de la organización en las colas para adquirir  artículos de primera necesidad.

En Artemisa e incluso en cada pueblo se han desarrollado estrategias que hablan muy bien de la iniciativa criolla ante las situaciones complicadas. El amigo en cuestión declaraba que la mejor alternativa era la de la entrega de tickets numerados que garantizan el orden en la fila y más que eso la presencia de un policía u otro efectivo del Ministerio del Interior garantizaba la tranquilidad en el proceso.

También conozco de listas que se hacen y deshacen y que son manejadas por autoridades locales, voluntarios, trabajadores sociales o responsables de los establecimientos en los que se expenden los recursos en cuestión. Creo que estas son buenas ideas y prácticas que ayudan. Es cierto, pero no me parece que sean la mejor de las opciones. Creo que la opción idónea sería que se realice la cola sin necesidad de recurrir  a esos mecanismos y que se mantuviera el orden porque los que hacen la consabida línea de personas son civilizados, conocen las reglas de urbanidad y de civismo. Porque no es necesario un elemento coercitivo para que las personas actúen correctamente. Porque entre vecinos o entre cubanos sabemos hacer bien las cosas.

Mi amigo estuvo de acuerdo conmigo. Sus criterios también son ciertos. Lo reconozco. Es verdad que no siempre quienes asisten a estas  colas tienen la misma concepción de ellas que expongo en este comentario. Hay quienes vienen a colarse, quienes venden los turnos, quienes dejan pasar a sus amigos, quienes se dedican a malear al grupo, para decirlo en buen cubano y hasta quienes llegan a utilizar  a un menor como salvoconducto para burlar a los que esperan su turno.

Pero no me resigno a perder la perspectiva de que la solución no puede ser el mecanismo adicional. Tenemos que apostar por la vergüenza de los seres humanos y creer que  basta con que alguien pida el último y sepa detrás de quien va y se quede en la cola para dar también el turno. Sé que no estoy solo en ese deseo de ver la tranquilidad, aún ante la oferta inferior a la demanda. Actuar de manera correcta no tiene nada que ver con la necesidad sino con los principios y la educación. La conducta civilizada puede ser la sustituta de tickets y de listas. Si usted piensa como yo, entonces  pertenece a ese grupo que aún cree en la utilidad de la virtud y en el mejoramiento humano.  No somos pocos, agarre sus esperanzas y haga la cola.

 

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

July 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
29 30 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31 1 2

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel