Twitterfacebook English

La educación no pasa de moda.

Educación Formal

La educación formal por estos días parece haber pasado de moda, sí porque de seguro muchos, hemos sido testigos involuntarios de disímiles muestras de mala educación, falta de civismo, tanto por jóvenes como personas adultas.

Y lo encontramos en cualquier parte: en una cola, en la parada de las guaguas, a bordo de esos ómnibus, en la playa en fin… la lista sería interminable.

Tener educación formal no es cuestión de edad; ni vieja, ni nueva, será necesaria siempre porque nuestro comportamiento dice mucho quiénes somos y de qué somos capaces por nosotros y, sobre todo, por los demás.

Pero ¿Por qué nos pasa esto? Pregunto, aun sabiendo la respuesta: porque descuidamos lo que se nos enseña en casa y en la escuela; porque se cree que vivir los tiempos actuales, con tanta tecnología, es inversamente proporcional al intercambio cara a cara, directo, humano; porque eso somos: seres humanos; por tanto seres sociales, en el que priman  normas. Las de educación formal, son de las más importantes.

Desde hace mucho tiempo vemos cómo estas se deterioran y no es cuestión de edades, pues tanto jóvenes como adultos se hacen los de la vista gorda cuando una embarazada o discapacitado se monta en la guagua para no darle el asiento y si les reclamas te tildan de extraño o te llaman loco.

No podemos permitir que el salvajismo prime y mucho menos que afecte a quienes mañana serán los encargados de continuar con la obra de la Revolución.

Y todo, al menos así lo considero, inicia en la casa, la familia, esa tan bien nombrada célula básica de la sociedad.
Si desde pequeños al despertar no escuchamos el “buenos días” o “qué tengas buen día” cuando salimos, cómo pretender que seamos corteses con quienes, a nuestro paso, nos dan las buenas horas, como me decían mis abuelos.
Si en casa permitimos algunas “gracias”, cómo pretender que luego sean reproducidas en otros escenarios.

Tampoco se puede esperar que la escuela rectifique todo; ese es un binomio que se complementa; una no debe suplantar a la otra y viceversa.

Ojalá las malas acciones queden en el olvido y se retomen las buenas conductas, la familia y la escuela  tienen en sus manos  la medicina salvadora en favor de la educación formal, una carta que nos prestigia en todos los tiempos porque ella, no pasa de moda.

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

October 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel