Twitterfacebook English

Vaquero de corazón

Triunfar en cualquier esfera de la vida exige de los seres humanos la entrega, el sacrificio y el amor por la obra que se realiza. Este es el caso del vaquero ariguanabense Yamir Pumarada Rodríguez. Nació el 7 de enero de 1983 bajo el signo de Capricornio, lo que le hace ser un joven fuerte, optimista y perseverante en la obra que desempeña.

Al preguntarle acerca de su amor por el mundo vacuno, responde.

Desde niño iba a la finca de mi abuelo y él me enseñaba el ordeño de las vacas, y a pastorear los toros. Luego seguí por ese camino con mi padre, que trabajaba en las vaquerías y fue creciendo mi amor por los animales.

¿Cuándo empiezas oficialmente en el rodeo?

En el año 2003 fui a un rodeo, me embullaron a probar fortuna. Me fue bien y seguí la práctica en el derribo de toros y el ordeño de vacas salvajes, dos de las especialidades que prefiero y domino. Desde ese entonces soy vaquero.

¿Qué se necesita para triunfar?

Lo primero es que te guste, luego ser disciplinado, voluntarioso para los entrenamientos y mantener la amistad con los compañeros de equipo.

¿Y que exige el derribo?

Practicar mucho y trabajar en la técnica. Esta es una modalidad muy difícil en la cual se mezclan habilidad, fuerza y calidad del animal que montas.

¿Eventos en los que has participado?

En varios campeonatos provinciales y nacionales, siempre con buenos resultados.

Apareces entre los cinco mejores vaqueros del país en el derribo de reses a mano. ¿Qué me dices de eso?

Pienso que eso se logra gracias al entrenamiento diario. Además el hecho de ser fuerte, dominar la técnica y no tener miedo en el momento del derribo, me ayuda mucho. Para lograr buenos tiempos también hay que perfeccionar la monta del caballo.

¿Mejores tiempos en el derribo?

Siempre oscila entre 3,5 y 3,7 segundos. Nunca he llegado a diez, por eso estoy entre los cinco mejores derribadores del país.

¿Que sientes la saber que eres miembro del equipo Cuba?

Una tremenda alegría. Es un sueño hecho realidad. Después de tanto sacrificio ya estoy entre los mejores cinco derivadores de todos del país. Ahora a defender ese puesto y representar a Cuba en los eventos internacionales.

¿Ídolos en el rodeo?

Imagínese. San Antonio de los Baños, es una excelente plaza de rodeos y casi todos los vaqueros de este pueblo han llegado al equipo Cuba. Con cada uno de ellos aprendo algo nuevo, pero “el guajiro”, Méndez, fue quien me enseñó los secretos del derribo de reses a mano.  A él le debo lo que soy.

¿Momentos felices dentro de este deporte?

Soy feliz cada vez que voy al rodeo. La vida tiene incongruencias e insatisfacciones, pero como dijo José Martí: “Los hombres no se miran por las veces que se caen, sino por las que se levantan”.

¿Cómo es la preparación para logar un buen derribo?

Desde que montas en el caballo debes llevar en mente el derribo que vas a ejecutar. Todo sucede en fracciones de segundos, si pierdes uno de ellos, el derribo no es efectivo y puedes tener consecuencias negativas al punto de perder la vida. Además hay que hacer muchos ejercicios de fuerza, tanto en los brazos como en las piernas.

¿Quisiera agregar algo más?

Que le den más apoyo al rodeo y que confíen en Yamir Pumarada Rodríguez, que voy a seguir dando todo de mí en bien de este deporte.

¿A quién dedicas tus éxitos en el rodeo?

A mis padres, Ricardo Pumarada y Maritza Rodríguez. Ellos son mi inspiración en cada salida al ruedo para derribar toros. También a mis niños y al pueblo de San Antonio de los Baños.


En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

July 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 

 

Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas