Twitterfacebook English

Donar una sonrisa; un gesto de infinito amor

Artemisa, Cuba: Donar una sonrisa es un gesto de infinito amor. Aquilata el espíritu y ennoblece el alma. Es una muestra de saber caminar por la vida con la garantía de sentirse bien y agradar a los demás.

Yilma Sosa Herrera, sabe donar una sonrisa en cada momento del día. Trabajar es un placer para esta mujer que naciera en San Antonio de los Baños el 14 de mayo de 1971. Jovial, dicharachera, sencilla, optimista y con el ángel divino de aglutinar a la mayoría. Yilma labora como Técnico Medio en Medicina Transfusional en el Banco de Sangre del Ariguanabo.

Conocerle fue una dicha. Casi por casualidad entablamos una fluida conversación, pues al llegar a su trabajo en busca de informaciones, no estaba la directora y alguien sugirió que fuera ella quien me atendiera.

Salvando distancias, considero que fue la mejor opción. Después del tradicional protocolo con el rico café y el poco de agua, inicié el diálogo. Ella se mostró entusiasta y contenta por colaborar con la prensa.

¿Cuándo te inicias en este centro laboral?

En el año 2002. Comencé a trabajar como recepcionista, pero me llamaba la atención la labor que se realizaba en el Banco de Sangre y me interesé por estudiar. Empecé los cursos de superación hasta que me gradué como Especialista en Transfucionalidad.

¿En qué consiste tu trabajo?

Yo soy el último eslabón de la cadena. Mi trabajo consiste en extraer la sangre al paciente donante que llega al banco, pero antes de hacerlo, pasa por varios departamentos para un estudio y chequeo previo.

¿Cuál es tu horario laboral?

Trabajo ocho horas, desde las ocho de la mañana hasta las cuatro de la tarde y en ocasiones hasta en días no laborables. Este es un trabajo que exige disciplina, amor, paciencia y consagración. Trabajar en un Banco de Sangre tiene un gran valor, pero la gente no te considera, porque casi siempre estás en el anonimato.

Entonces, ¿amas tu trabajo?

Sí, me gusta mucho lo que hago y tengo la suerte de estar siempre sonriendo, algo que psicológicamente ayuda al paciente. Casi siempre cuando llegan a la extracción se ponen tensos y nerviosos, pero con paciencia y amor logras relajar al paciente y la extracción sale perfecta.

¿Cualidades para ser un buen donante?

Primero tienes que ser una persona sana y segundo, contar con una gran dosis de voluntad y amor para entender la importancia que revierte ser donante de sangre.

¿Experiencias que contar en este trabajo tan humano?

Imagínese usted, son muchas, por ejemplo, personas que han venido a donar y se me desmayan en el momento de la extracción. Es entonces cuando tengo que aplicar todos mis conocimientos y ofrecerle los primeros auxilios para reanimarlos. Luego hablo con ellos y los trato de sacar del estado en que se encuentran para lograr finalmente una extracción sanguínea.

¿Cómo ves el vínculo del Banco de Sangre con la radio?

Como una cosa muy importante, ustedes los periodistas y locutores de radio hacen una función muy útil en cuanto a la divulgación y promoción de salud para el pueblo. Además resultan vitales cuando existen accidentes graves y se necesitan donantes.

¿Reconocimientos laborales?

Soy trabajadora ejemplar y responsable de actividades en el sindicato del centro. Tengo el amor y afecto de mis compañeros de labor y creo que ese es el mejor premio.

¿Eres donante?

No, no soy donante. Quisiera, pero no puedo hacerlo.

¿Has cumplido misión en el exterior?

Hasta hoy no me han dado esa tarea, pero creo que la mejor misión que cumplo es la diaria, estar en mí puesto  de trabajo y hacer sentir bien a los pacientes. Eso vale más que cualquier misión fuera de Cuba, aunque si la Revolución necesita de mis servicios en algún momento, sin pensarlo daría el paso al frente.

¿Cómo es Yilma Sosa Herrera cuando no está en el Banco de Sangre?

Igualita que como usted me ve ahora. Sencilla, comunicativa, siempre me estoy riendo y me encanta guarachear, bailar con los Van Van y compartir con mi familia. Tengo dos hijos y una nietecita que es mi delirio. Prefiero ver el televisor, leer alguna novela y escuchar la radio.

¿Qué opinas del valor de una sonrisa?

Una sonrisa es un bálsamo para el alma. Sonreír es vida, amor repartido entre muchos. Satisfacción plena por saber que estás haciendo algo bello y útil por los demás. Con estas palabras de Yilma Sosa Herrera, termino la entrevista, pero aún no abandono su

espacio en el laboratorio.

Yilma, ¿cómo puedo saber mi grupo sanguíneo?

¿Quieres saberlo?

Pues enseguida te lo digo.

Tomó uno de mis dedos y extrajo varias gotas de sangre. Un rápido proceso con diferentes diluyentes sobre las partículas de sangre y el resultado final del examen.

Eres A positivo, un grupo sanguíneo muy general que siempre tiene posibilidades de ser donado.
Le doy las gracias a Yilma por el gesto y me voy satisfecho de la conversación sostenida con esta mujer del Ariguanabo, toda dulzura, amabilidad y cortesía. Ella no es donante de sangre, pero sí de sonrisas.   


En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

May 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas