Twitterfacebook English

Caruca y la inmensidad de los sueños

Caridad Humiliana Barredo Rodríguez, no conoce el descanso y disfruta a plenitud la estancia en el puesto de trabajo. Su identidad se perdió hace muchos años entre sueños y añoranzas. Los ariguanabenses y trabajadores de la Empresa de Confecciones Ariguanabo en San Antonio de los Baños, lugar donde labora desde 1961, el primer y único centro de trabajo, no pueden decirle sino Caruca.

Llegar a la destacada empresa de la Industria Ligera y preguntar por ella, es sinónimo de cortesía, respeto, sentido de pertenencia y amor. Esta mujer es sencilla, humilde, coloquial y sincera. También demuestra enemistad con las entrevistas, pero al saber de mi visita, accedió gustosa a dialogar con nosotros.

Nació el 23 de mayo de 1945 y con 75 años de edad, Caruca es toda sensibilidad, carisma, bondad, entrega y sacrificio. De baja estatura, mirada serena, optimismo en el  futuro, andar pausado y gruesa la orografía, esta mujer hace Revolución y no deja escapar un hálito de vida en bien de los trabajadores.

Mientras preparo la agenda para comenzar el diálogo, me oferta una taza con café y diáfana, espera por mis preguntas.

¿Cuándo comenzó Caruca  su vida laboral?

A la edad de dieciséis años, aquí mismo en la Empresa. Primero fui responsable de costo, luego administradora del taller Roberto Tamayo. Más tarde me promovieron a la sede de la Empresa como Directora de Recursos Humanos y hace más de cincuenta años, soy la Directora General de esta entidad a la cual amo como a mi propia vida.

Imagino que en tantos años de trabajo, cuente con varios reconocimientos. ¿Es así o me equivoco?


Esboza una sonrisa y muestra la modestia que le caracteriza. Calla por unos instantes y luego de llevar la memoria al pasado responde. Soy Vanguardia Nacional desde que se instituyó ese galardón, militante del Partido Comunista de Cuba desde 1973. Poseo de la distinción Cuadro Destacado del Estado y el Gobierno de la República de Cuba, entregada por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz e Hija Distinguida de San Antonio de los Baños.

¿Cuánta responsabilidad exige dirigir una entidad como la suya?

Mucha. Es sinónimo de más esfuerzo, más trabajo, más sentido de pertenencia. Perfeccionar es también garantizar el cumplimiento de los indicadores y crecimiento en los planes de producción de un año a otro. Sin dudas representa un orgullo y al mismo tiempo, un alto compromiso moral con la patria y la Revolución.

¿Cómo está constituida la Empresa de Confecciones Ariguanabo?

Contamos con quince talleres, once productivos y cuatro de suministro, además de la sede de la Empresa. Atendemos las dos provincias, Artemisa y Mayabeque, pues en el caso nuestro no existió División Político Administrativa.
¿En qué municipios se localizan esos talleres?
Los tenemos ubicados en casi toda la antigua provincia La Habana. Por ejemplo te puedo mencionar algunos como San Antonio de los Baños, Güira de Melena. Guanajay, Artemisa, Mariel, Bejucal y Quivicán, entre otros.

¿Cantidad de trabajadores?

Somos más de 850, repartidos en 684 mujeres y 266 hombres.

¿A quiénes va destinada la producción de la Empresa?

Nosotros producimos para el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), aunque en ocasiones también tributamos a Educación, Salud Publica y las Industrias Locales de los territorios, pero el peso mayor descansa en las Fuerzas Armas Revolucionarias (FAR).

¿Cómo ve Caridad Humiliana Barredo Rodríguez el papel de la mujer desde el puesto de dirigente?

Con la misma igualdad que los hombres. Gracias a la Revolución, que nos ha dado los mismos derechos.

La sociedad cubana exhibe a la mujer como dirigente en cualquier esfera de la vida. Lo mismo estamos en la construcción como ingenieras, al pie de obra, que al frente de una investigación científica, guiando un círculo infantil o preuniversitario y hasta como responsables de una embajada cultural. En Cuba la mujer es respeto, entrega y amor.

¿Cómo es un día habitual de Caruca?

Bastante atareado. Me levanto antes de las siete de la mañana y a veces son las nueve de la noche y no he dejado de trabajar. En los ratos que tengo libres, que son los menos, prefiero la casa y la familia. Me gusta ver las novelas y escuchar la radio, sobre todo Ariguanabo y Artemisa, que son mis preferidas, además de ver la pelota, un deporte que me apasiona.

Volviendo a la empresa. ¿Háblenos acerca de la estabilidad laboral?

La fuerza de trabajo en los talleres nuestros fluctúa, pues existen muchas compañeras que se acogen al retiro y también tenemos una buena fuerza de trabajo joven que garantiza el relevo. El ausentismo es bien bajo y luchamos por reducirlo a cero.

¿Qué hacen para lograrlo?

Garantizarles a los trabajadores la comodidad en los talleres y la propia empresa. Pusimos en práctica una nueva inversión que incluyó ventiladores y cajas de agua en cada taller. Además de los aires acondicionados, que por supuesto, tienen sus horarios de explotación diarios para contribuir con el ahorro de energía eléctrica. Asimismo soy defensora de mantener a los trabajadores con una garantía de almuerzo en el comedor de cada taller.

Hablaba de la fuerza laboral joven. ¿Tienen algunos cursos de capacitación para muchachas?

En efecto. Contamos con aulas de capacitación que tienen muy buenas matriculas. Las muchachas aprenden el corte y costura y luego van a los talleres para perfeccionar la docencia.

 Además salen preparadas intelectualmente, porque reciben clases de Español, Matemática, Ciencias, entre otras materias. Eso nos da muy buenos resultados y sentimos que las muchachas están embulladas.

¿Tiene la Empresa Confecciones Ariguanabo la categoría ISO 9001?

Desde el año 2009 y ahora la renovaremos para mantenernos activos en el Sistema de Calidad

Con más de cuarenta años al servicio de la Revolución. ¿Ha pensado en algún momento en el retiro?

¡Jamás!. Responde categóricamente. A mis setenta y cinco, años me siento llena de vigor y deseos. He tenido mis achaques como es normal, pero nunca pienso ni pensaré en retirarme. Yo vivo para la empresa y la considero mi segunda casa. No le quepan dudas.

Así es Caridad Humiliana Barredo Rodríguez, una mujer íntegra, capaz, decidida y segura ante proyectos y convicciones. Cierro la agenda y nos quedamos conversando. Como buena cubana aborda el tema del béisbol y las posibilidades de Cuba en el Preolímpico de Arizona.

Habla de la victoria de San Antonio de los Baños en el Campeonato Provincial de Primera Categoría y me pide una valoración de lo que pueda suceder con los Cazadores de Artemisa en la Serie Nacional.

Asombrado de sus conocimientos beisboleros, surge una última pregunta.

¿Por qué domina tan bien el tema de la pelota?

Vuelve a sonreír y hace girar su asiento detrás del buró. Porque soy tía abuela de un pelotero, el joven Dayán García Ortega, capitán del equipo de Artemisa y miembro de la preselección Cuba que se prepara para el Preolímpico. Además me gusta la pelota y salvando las distancias, soy como William Hernández, el jonronero ariguanabense.

Cuando hay que decidir decido y cuando hay que conectar conecto. Lo importante es producir. Los peloteros en el terreno y nosotros desde nuestra empresa.

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

May 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas