Arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios

La actividad por cuenta propia consistente en el arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios obliga a sus contribuyentes al pago del Impuesto sobre Ingresos Personales y al Impuesto sobre los Servicios Públicos.

Como parte de las nuevas modificaciones realizadas al sistema tributario en la ley 113 se establece que los arrendadores pagarán una cuota mensual a cuenta del Impuesto sobre los Ingresos Personales como el resto de los cuentapropistas y el diez porciento (10%) como tipo impositivo establecido para el Impuesto sobre los Servicios Públicos.

Las personas naturales que tributan a este impuesto pagarán una cuota mensual mínima por el impuesto sobre ingresos personales   según la  tabla siguiente  y los gastos deducibles para esta actividad al realizar la declaración jurada serán de hasta el 20% de los ingreso obtenidos