Historia del servicio de agua en San Antonio de los Baños

A mediado del siglo IXX el agua potable en San Antonio de los Baños se extraía de pozos criollos construidos para el abastecimiento de cada casa. También era muy común comprar el agua que distribuían las pipas que recorrían la población y vendían a cinco centavos la lata de cinco galones, o se usaban cisternas anti higiénicas que acumulaban el agua de lluvia después que estas lavaban los techos de sucias tejas de canal.

El 17 de septiembre de 1894, el ayuntamiento concedió autorización a los Hermanos Superville y compañía para construir y explotar un acueducto para la distribución de agua a la población que tomaría el preciado líquido del manantial de la Catalina en la Quintica, junto al rio. El abastecimiento sería para un aproximado de 11 mil habitantes.

Los  filtros del acueducto y el tanque elevado data de esa fecha y son patrimonio de la cultura ariguanabense.

El tanque elevado tiene exactamente 125 años y todavía resiste en estructura y acumula gran capacidad del fluido  100 mil galones.

La población actual de San Antonio de los Baños es más de 49 mil habitantes, casi cinco veces más que el propósito para el cual fue creado el acueducto, por eso el abasto no es suficiente y es necesario distribuir el agua por hora en la localidad.    Interesante para estimar, no le parece.