Twitterfacebook English

En Boca de Samá el imperialismo no se salió con la suya

Artemisa, Cuba.- Era el año 1971 y en Boca de Samá, un pueblecito pesquero de Holguín la vida transcurría normal. Sin embargo aquella noche quedaría para siempre en la memoria de sus pobladores.

Aquel  12 de octubre la noche estaba fresca. Había luna llena y aparente calma. En el pueblecito habían unas cuantas casas y vivían unas 85 personas.

Alrededor de las 10 de la noche, 14 individuos a bordo de dos lanchas rápidas desembarcaron en la costa. Su objetivo era crear una cabeza de playa y regresar al barco madre que los esperaba en el horizonte y que llevaba la insignia de la organización anticubana Alfa 66.  

Por casualidad se había roto la planta eléctrica y el pueblo estaba a oscuras. Los desalmados se escabulleron por la costa y llegaron hasta las casas de los vecinos. Querían que les indicaran cómo se llegaba al puesto fronterizo. Sus intenciones eran asesinar al jefe del puesto y a su dotación.  

Después se supo que eran terroristas que se oponían a la revolución. Algunos incluso habían venido antes en Girón, y no se contentaban con el fracaso. Se metieron en la tienda y comenzaron a romperlo todo. Abrieron fuego sobre la escuelita y sobre las viviendas.

La pequeña Nancy tenía 15 años y su hermana Ángela 13 y se despertaron por el ruido de los disparos. Nancy corrió a socorrer a su hermana menor y se lanzó sobre ella. Cuando un proyectil le destrozó la pierna e impactó también en la pierna de Ángela, ambas pensaron que habían muerto.

Bajo el fuego salieron de su casa. El padre las sacó  en busca de ayuda para que no murieran desangradas. Los hombres del pueblo hicieron frente a los piratas y los muy cobardes huyeron, pero antes dispararon a discreción contra las viviendas.   

Los piratas proyanquis no lograron salirse con la suya.  Pero en el ataque murieron dos combatientes del Ministerio del Interior, Lidio Rivaflecha Galán y Ramón Arturo SiamsPortielles. También fueron heridos de gravedad, además de las hermanas Ángela y Nancy Pavón, Carlos Escalante y Jesús Igarza.  

A Jesús Igarza Osorio no le dieron tiempo a defender a los suyos. Lo despertó el impacto de una bala. Su casa recibió 30 impactos de proyectil. Dos de ellos destrozaron el biberón y la baranda de la cuna donde dormía su hijo. Salió ileso de milagro.

Luego del suceso la organización Alfa 66 reconoció su autoría en los hechos. El ex mercenario de Playa Girón  Gustavo Villoldo, también participante en el asesinato del Che, confirmó públicamente que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) había ordenado el ataque.

El ataque pirata a Boca de Samá fue un hecho bochornoso en nuestra historia. Una página que demuestra la prepotencia del vecino del norte. Pero el acto solo les sirvió ara catar el coraje y la entereza de los cubanos. Los atacantes no pudieron izar en  Boca de Samá la bandera que traían. 

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2019
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 


Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Multimedias Especiales

artemisa rev mult che mult

Especiales de Radio Artemisa

artemisa prov sub jose marti sub

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel