Twitterfacebook English

Emilia Casanova de Villaverde, entre banderas y cartas.

Artemisa, Cuba.- Emilia Casanova de Villaverde  tenía solo dieciocho años cuando Narciso López izó la bandera de la estrella solitaria en su tierra Cárdenas. El acontecimiento la marcó a tal punto que años después confesó en una carta a Carlos Manuel de Céspedes.

Era yo niña todavía, cuando en una mañana de mayo, el bravo Narciso López plantó delante de la ventana de mi casa en Cárdenas la bandera que había ideado para simbolizar la libertad e independencia de Cuba. Me pareció tan bella, y grande el hombre que la enarbolaba, que desde ese momento juré en mi interior consagrar mi vida a ese fin sagrado y noble.

Emilia Casanova nació en la ciudad matancera el 18 de enero de 1832. Conoció a su esposo, el escritor Cirilo Villaverde,  en Filadelfia. Allí se casaron y tuvieron dos hijos Narciso y Enrique. También una hija a la que le pusieron el nombre de su madre  y que murió a los seis años.

Emilia y Cirilo colaboraron con las dos expediciones del General Narciso López que fallaron en su intento de provocar un levantamiento armado en la isla. A López lo agarraron y lo ejecutaron en Cuba, pero desde Nueva York.

Emilia comenzó a enviar cartas a personas de Charleston, México, Yucatán, El Salvador, Guayaquil, Bolivia, Chile, Montevideo, Buenos Aires, Venezuela, Perú, y otros lugares. En ellas solicitaba, apoyo y simpatía donde hubiera un corazón que palpitara en nombre de la Libertad.   

Las cartas de Emilia no tenían límites de autoridad ni de rango. Le escribía a los Capitanes Generales Don Domingo Dulce y Caballero de Rodas, imputándoles la conducta impropia de los representantes de la Metrópoli española contra los criollos.
También al periódico América Latina, editado en Nueva York.

El 6 de febrero de 1869, Emilia fundó la Liga de las Hijas de Cuba, sociedad para organizar a las mujeres del exilio y reunir fondos para auxiliar a los independentistas. Era contraria a la esclavitud y a la política estadunidense en cuanto a Cuba.

Esta organización de mujeres  pidió al Congreso de los Estados Unidos que reconociera la beligerancia de los cubanos sublevados contra la dominación de España; esperando que su petición tuviera éxito porque se apoyaba en razones de justicia, de decoro y de conveniencia.  

Para Emilia parecía no haber descanso. Ardua fue su tarea colectando fondos. Rifó sus mejores y más valiosas joyas, para enviarle su producto a Céspedes, a Quesada, a Figueredo, a Aguilera.

Emilia Casanova solicitó al gobierno de los Estados Unidos interceder a favor de los estudiantes de medicina. Su lucha a favor de las causas nobles no parecía tener un límite.

Como represalia, la prensa proespañola oficialista de la época emprendió una campaña con su imagen pública. Los periódicos El Moro Muza, Juan Palomo y Don Junípero la presentaban  mediante caricaturas traicionando a su esposo, mangoneándolo y cosas por el estilo. Como las caricaturas y los embustes no hicieron daño a Emilia, sus enemigos  probaron la técnica de apresar al padre.

Pero nada conseguía detenerla. Lo mismo se reunía con el presidente Ulysses Grant para interceder por Inocencio que     pedía al Congreso norteamericano que reconociera a la República cubana en Armas.

Desde su exilio neoyorquino Emilia vio el fracaso de la primera Guerra de independencia de Cuba en 1878. Allí también sufrió la pérdida de su esposo y un año más tarde el reinicio de las luchas. Se reunió con el General Antonio Maceo, a quien había conocido, junto a Gómez y Martí,  durante el mitin de 1984. 

La mujer le expuso al patricio su convencimiento de que no se les debía permitir ningún proyecto de lucha a los firmantes del Pacto del Zanjón. Maceo no pudo cumplir con el mandato de Emilia pero tuvo una alta valoración de su espíritu y amor a la causa libertaria.  
Emilia Casanova y Villaverde falleció el 4 de marzo de 1897 sin ver hondeando la bandera que ayudó a construir y de la que se enamoró desde que era una niña.

En vivo

Portal del ciudadano de Artemisa

Portal del ciudadano

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

May 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Multimedias Especiales

artemisa rev mult che mult

Especiales de Radio Artemisa

artemisa prov sub jose marti sub

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel