Twitterfacebook English

La oscura ley de Valeriano Weyler

Artemisa, Cuba-Muchos son los documentos legales que existen en la historia de la Cuba pre revolucionaria y provocan repulsión por sus contenidos. Por solo citar algunos La Enmienda Platt y el pacto del Zanjón, fueron textos en los que se desconocía el derecho de los cubanos a la independencia y a timonear los destinos del país.

En ambos casos el legislador se arrogaba el rol de protector, de salvador de la isla y también ambos provocaron en los hombres y mujeres con vergüenza reacciones dignas y valerosas.

Sin embargo un texto en particular parece sacado de una historia de terror. Una de las disposiciones más sanguinarias y que más muertes trajo a los criollos fue el bando de Reconcentración del capitán general Valeriano Weyler y Nicolau, promulgado el 21 de octubre de 1896.

El militar español tenía como propósito cortar a los mambises el acceso a los recursos que les permitiían sobrevivir en la manigua. Para eliminar la fuente adoptó la medida de aislar a los campesinos, recluirlos en campos de concentración en los que se calcula que fallecieron, en poco más de tres años, más de 300 mil cubanos, en su mayoría niños, mujeres y ancianos.

El bando de Weyler dictaba que en solo ocho días los campesinos cubanos debían abandonar sus viviendas y trasladarse sin garantías de condiciones de vida a las zonas fortificadas bajo el dominio español. Una violación flagrante de lo que hoy establece el Derecho Internacional Humanitario.

La medida tuvo como antecedentes disposiciones que cerraban a las tropas las posibilidades de aseguramiento, como dejar sin alimentos a los familiares de los mambises activos, el decomiso de los granos cosechados y de los caballos encontrados en el campo. Ninguna de aquellas acciones amainó el arrojo de nuestras tropas insurrectas y el militar optó por la política de exterminio.

El hambre, la viruela, la tuberculosis y otras enfermedades pululaban en los campamentos de Weyler e hicieron mella en la población de la isla. Esta ley del llamado “General de las patillas de mono”, sirvió para demostrar la solidaridad de los cubanos. Los moradores de los pueblos compartieron con los que llegaban forzados por la disposición los pocos alimentos de los que disponían. A pesar de las condiciones extremas no traicionaron a las tropas que luchaban por la libertad de la isla.

En medio de las penurias  creció la unidad nacional. Los benefactores se “heredaban” de familia en familia ante la inminencia de la muerte. El desprecio común por España y sus políticas fortaleció las raíces del sentimiento de nación.  El bando de reconcentración de Weyler le costó la vida a más de 4000 artemiseños.

A 124 años de este suceso otras leyes unen a los cubanos. Leyes que ponen en alto la madera de los habitantes de esta isla y su capacidad para reinventarse día a día ante las adversidades y salir triunfantes. Leyes muy distintas que serán recogidas por la historia como una herencia de dignidad y respeto porque representan lo mejor de ser humano.

En vivo

COVID-19 CubaDatos sobre la COVID-19 en ArtemisaEn vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

November 2020
Mo Tu We Th Fr Sa Su
26 27 28 29 30 31 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 1 2 3 4 5 6

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Frank Fernández Y Fidel Castro
 


Tomas Valido y Fidel

 

 

 

Multimedias Especiales

artemisa rev mult che mult

Especiales de Radio Artemisa

artemisa prov sub jose marti sub
Sitio dedicado al Mausoleo de los Mártires de Artemisa

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel