Campismo La Coronela, buena opción veraniega

Campismo La Coronela con atractivas propuestas este verano

Artemisa,Cuba- Desde hace ya algunos años por idea del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz se construyó de forma paulatina en todo el país un elevado número de campismos con el objetivo de proporcionarle a la población lugares de sano esparcimiento, donde pudieran llevar a cabo actividades de senderismo, escalamiento de montañas, natación y otras que propiciaran incrementar la actividad física de esta alejándola del sedentarismo en las grandes ciudades y zonas urbanas.

La joven provincia de Artemisa al decir de Lázaro Alberto Mederos Ribet, Director General de la Empresa provincial de Campismo, cuenta con diez instalaciones para el sano esparcimiento de las familias cubanas diseminadas por toda la geografía del territorio y una Unidad Recaudadora de divisas (URD) que cuenta con kioscos en varios territorios.

Acotó además el directivo que, del total de las instalaciones siete ofrecen servicios de alojamiento y dos de pasadía por no contar con habitaciones, que son Cocomar en el litoral norte de Caimito, en la playa El Salado y Villa La Cuca, la cual recibieron recientemente pues pertenecía a la Empresa de alojamiento de La Habana. En estos momentos la instalación La Herradura en el municipio de Mariel está esperando por un proceso inversionista en el vial que permite el acceso hacia ella.

El sábado primero de julio con la participación de cientos de personas que disfrutaron de lo que les brinda la naturaleza, la Empresa de Campismo Artemisa realizó la actividad central que dio inicio al verano 2017 en la base La Coronela, ubicada a un costado de la presa que tiene su mismo nombre en el municipio de Caimito, la cual constituye el mayor centro de entrenamiento de los deportes de remo y canotaje del país, pues en otra de sus orillas, se encuentra la Escuela Nacional de esas disciplinas José Smith Comas.

 Explicó Mederos Ribet que el Campismo La Coronela lleva dos años consecutivos siendo la sede de la actividad central de inicio de la etapa veraniega por la calidad del colectivo de trabajadores que posee, además de sobrecumplir sus planes de alojamiento y de ingresos anuales debido al buen servicio que ofertan en todas sus áreas incluyendo las 26 cabañas que tienen funcionando, las cuales en su gran mayoría cuentan con televisores y ventiladores para que los visitantes se sientan mejor atendidos.

La Coronela también ofrece servicios de pasadía según informó Yosbel Pérez Hernández, joven director del centro el que en poco tiempo ha logrado transformar para bien el estado general de la instalación y goza de mucho prestigio entre sus trabajadores por lo exigente que es y por ser un cuadro emprendedor que espera en un futuro construir una piscina, para la cual ya tienen los materiales y la disposición de su colectivo laboral que lo sigue ante cualquier tarea.

Arelis Balaguer Plazaola, trabajadora del centro desde hace 18 años planteó que el campismo tuvo hace algunos años una etapa de recaída, pero desde que asumió hace cerca de dos años este director las cosas han cambiado de manera positiva; el colectivo está unido y contento, y tienen gran entusiasmo pues han visto como se recuperaron las cabañas, se reparó el restaurante y se han construido varios ranchones que propician dar un servicio de mejor calidad a los visitantes.

Orestes Esquijarosa Díaz quien cumplirá en septiembre 29 años de labor en la entidad dijo que hoy ve al campismo mejor que nunca en todo el sentido de la palabra; este ha cambiado un mundo y seguirá cambiando porque existe un colectivo que sigue a la dirección; hoy tenemos una parrillada y un ranchón que no existía con anterioridad, esto favorece a que los campistas se sientan mejor, también se construyó otro caney de madera y guano sobre la pista de baile lo que le permite a los vacacionistas continuar su recreación aunque esté lloviendo.

María Susana Martínez Cedeño, Directora jurídica del Grupo empresarial de Campismo subordinado al Ministerio de Turismo quien estuvo recientemente en la instalación caimitense, reconoce el avance del centro y exhortó a los trabajadores a continuar con ese entusiasmo y dijo que muchos campismos del país deben tomar como ejemplo, lo que aquí se ha logrado.

 La gran mayoría de los campistas que hoy visitan La Coronela, reconocieron que aunque faltan pequeños detalles en algunos aspectos, elogiaron la calidad de la alimentación ,el confort de las cabañas, las variadas opciones recreativas y, sobre todo, el amor que brinda ese colectivo laboral, que hace posible que el pueblo disfrute de un verano feliz, como se merece, aspecto este que pudimos observar durante la estancia que hicimos en este lugar maravilloso, donde se conjuga el gusto estético, el buen trato y el cuidado a la naturaleza.