El inicio esperado

Artemisa,Cuba- Mochila en mano, libretas, lápices, sacapuntas; todo en orden para comenzar una etapa más de reencuentros, felicitaciones, juegos, nuevas amistades. Es difícil olvidar el momento cuando por primera vez entramos a un aula. Unos con lágrimas en los ojos, otros conmovidos y a la expectativa, con una sonrisa y ganas de aprender; asegurarían cumplir nuevas metas en el porvenir.

Todos recordaremos con satisfacción cada asignatura, a esa persona que día a día, sin cansancio dedicara su tiempo para transmitirnos experiencias, conocimientos y habilidades. Quien escoja la profesión de enseñar, encontrará alumnos que jamás olvidarán a quienes con empeño ofrecieran su sabiduría. No puede faltar en un ser humano el agradecimiento a los que frente al aula mostraran su ejemplo.
Ya a finales del mes de agosto, se preparan maestros, alumnos, padres y familia para enfrentar otro curso escolar. Los desafíos No faltarán pero el regocijo de vencerlos tampoco. Esperan obstáculos,retos pero también mucho estudio y buenas calificaciones. La garantía de contar con una educación segura es un mérito del país y un orgullo para todos los cubanos.
 En cada proceso de la vida hay una anécdota que contar, una nueva ilusión para obtener, una esperanza, un sueño hecho realidad. Culminamos una historia y ya inicia otra donde se escalará un peldaño más en el camino eterno de aprender. Responsabilidad, valor y perseverancia son los pilares para emprender un curso lleno de júbilo y felicidad. ¡A prepararse para el nuevo curso escolar! Los sabios profesionales, médicos y maestros del mañana, serán los adolescentes, niños y jóvenes de hoy. Por eso les toca a los forjadores de la educación, incentivar en las nuevas generaciones, las mejores enseñanzas. Un pueblo culto como lo soñaran nuestros patriotas, es al que aspiramos día a día, en cada curso escolar.