Inicia en Santiago de Cuba período asambleario de la Upec con vista al décimo congreso

Santiago de Cuba- Desde este 19 de septiembre se reúnen en la oriental provincia de Santiago de Cuba las delegaciones de base de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) con vista al décimo congreso de la organización a celebrarse próximamente.

Los colegas del periódico Sierra Maestra fueron los primeros en el calendario asambleario, quienes en esta jornada debatieron en torno a los nuevos modelos mediáticos, a los modelos de gestión y al funcionamiento de la UPEC.

En el encuentro se resaltó el uso de las nuevas tecnologías con experiencias nuevas que se han aplicado en el medio como las entrevistas On line, con gran aceptación por los lectores de la página digital, aunque muchos periodistas plantearon la necesidad de acceder a los recursos para seguir incursionando en este mundo tecnológico.

También se hizo referencia a una tesis de maestría realizada por un periodista del semanario donde propone un sistema de Redacción Integrada que responde a una mejor planificación del trabajo y mayor calidad en las publicaciones.

Un jubilado afiliado señaló además, la necesidad de repensar el trabajo de los medios impresos para ganar al público joven, y publicar temas polémicos en el momento preciso y sin temores: “porque el silencio es nuestro peor enemigo, y cuando decimos nosotros nuestra verdad no deja espacio a las mentiras de otros, pero es importante decirlas.”

Olga Taureaux, directora del medio, llamó la atención de modificar las plantillas existentes hace más de 20 años, donde no aparecen plazas como la de traductores web, informáticos y otras, necesarias para el trabajo en la plataforma digital.

Otra de las afiliadas abordó la importancia de rescatar valores desde el periodismo con temas y maneras creativas; igualmente se habló de la necesidad de buscar soluciones ante las dificultades materiales en el trabajo cotidiano.

Por otra parte Ariel Terrero miembro de la dirección nacional de la Upec felicitó al colectivo del Sierra Maestra por sus 60 años y los incitó a no quedarse con las manos cruzadas:

“Cada uno puede buscar soluciones desde su puesto, ver qué se está haciendo en otras provincias y proponer. Hay provincias que tienen un trabajo meritorio, y Santiago de Cuba no se puede quedar atrás, tiene que seguir soñando y trabajando por alcanzar esos sueños”.