Hacia una longevidad satisfactoria.

Artemisa-Cuba.Saber envejecer es la obra maestra de la vida y una de las cosas mas difíciles en el arte de vivir,así se refiere un antiguo proverbio que se ajusta al Día Internacional del Adulto Mayor que se celebra cada Primero de Octubre.

La fecha se aclama en memoria de Ema Godoy Lobato,catedrática y escritora mexicana quien dedicó su vida a trabajar hacia este segmento poblacional . La idea surgió para demostrar la importancia que tienen nuestros adultos mayores con el objetivo de fomentar una sociedad más integradora.

Hoy esta realidad se hace casi insostenible en algunos hogares. Si desde pequeños  no apreciamos lo mucho que valen los ancianos no podremos sentirnos orgullosos de la educación que nos brindaron nuestros padres y a su vez continuar con los valores morales. La familia juega un importante papel en protegerlos así como hacerles algún alago propiciará que se sientan amados como se merecen.

Parte de la realidad que se vive en nuestro país es el esfuerzo de los sectores por mejorar la existencia de los adultos mayores con ayuda social y de asistencia médica.También se   implementan iniciativas como los círculos de abuelos con el fin  de ejercitar la actividad física y mental. Además la cátedra del adulto mayor  que favorece a una educación en las personas longevas.

La atención a los ancianos resulta un logro de la sociedad cubana.Considero que la familia desempeña también un rol decisivo porque desde su seno deben inculcar respeto,amor y sensibilidad hacia estas personas quienes en algún momento fueron el sostén del hogar y que ahora requieren atención.
Los abuelos deben ser asumidos como lo que son,seres humanos que tienen la dicha ,la  satisfacción y la oportunidad de tener una larga vida.