Desde Artemisa Cemento a damnificados del huracán Irma(+Audio)

Artemisa, Cuba.- Los trabajadores de la fábrica de cementos, Curazao, en el municipio de Mariel en Artemisa, elevan a diario sus producciones en respuesta a la demanda nacional que prioriza a los damnificados del huracán Irma. 

La empresa cementera más competente del área del Caribe, aporta hasta la fecha más de 600 toneladas de cemento en bolsas, según informó el jefe de ventas de la entidad, Guillermo Gómez Hidalgo.

En la actualidad más de 1 000 toneladas diarias del hormigón se suministra a las distintas industrias cubanas que producen materiales para la construcción como planchas de fibrocen y bloques, que también benefician a los afectados por el fenómeno hidrometeorológico.

El colectivo que celebrará el próximo año al centenario de la fundación de la fábrica, también aporta cerca de 4 000 toneladas de klínquer para la producción de cemento en Santiago de Cuba y en Camaguey.

Con una producción instalada que puede llegar hasta 1 200 000 toneladas, la empresa Curazao en correspondencia con el plan de la economía produce alrededor de 480 000 toneladas de cemento al año.