Twitterfacebook English

A una madre ejemplar

Una lágrima corre en su rostro, ella recuerda su triste pasado. La inocencia de su infancia la privó  de muchos sueños. Era un período difícil en la Cuba de entonces, momentos de frustraciones económicas que cegaron el presente de muchas familias, la de mi protagonista no fue la excepción.

Siete décadas después sigue siendo la misma Jorgelina que aun llora al revelar el comienzo de su juventud, porque sus quince años pasaron inadvertidos. Ella hoy es una madre ejemplar que como muchas otras progenitoras festejó este segundo domingo de mayo con alegría.

Su juventud transcurre entre penurias inolvidables y la ausencia de una muñeca prometida que jamás cargó en sus brazos. La protagonista de esta crónica detalla su vida. De momento su llanto me asusta, sus manos tiemblan, su voz se transforma. Evitó hurgar en el vestigio de su existencia, pero siempre caemos en la génesis de su pasado.

Esta hija ausente de Guanajay y adoptiva de Mariel se siente feliz, comparte cada segundo en compañía de su esposo Jose Ezequiel Concepción y con su único hijo y querido José Luis.

Miseria y sufrimientos son huellas imborrables en sus años de infancia. Ser empleada domestica fue la única salida que encontró Jorgelina Balseiro para sobrevivir del hambre y las penurias del capitalismo. Todavía no había triunfado la Revolución.

Su vida como la de muchas otras mujeres cambió aquel primero de enero de 1959. Hace un tiempo esta humilde y sencilla madre pensó que moriría atrapada entre escombros. El deterioro de su bicentenaria casa se revierte desde hace unos meses en un hogar de futuro. Por eso su convicción de madre ejemplar, esposa y amiga revolucionaria es hoy su mejor exaltación.

En vivo

El tiempo en Artemisa

Hemeroteca Digital

October 2018
Mo Tu We Th Fr Sa Su
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

A Fidel "Profeta de la Aurora"

 Sucesos del Moncada

 

 

Los Grados del Comandante en Jefe

 

 

Archivos de Audios

Reflexiones de Fidel

reflexiones fidel

Pensando Américas

americas